Marbella espera superar los 10 millones de retorno económico en la Copa Davis

  • Más allá de la repercusión económica, la celebración de este evento internacional tendrá un impacto aún mayor en la promoción de la ciudad

  • La ocupación hotelera, por encima del 70%

El equipo español de la copa Davis. El equipo español de la copa Davis.

El equipo español de la copa Davis. / EFE

Banderas de España y Gran Bretaña adornan las farolas de la avenida Ricardo Soriano y la Milla de Oro desde hace semanas con motivo de la celebración de la primera eliminatoria de la Copa Davis de este 2018. Durante tres días, del 2 al 4 de febrero, Marbella se prepara para disfrutar de un gran ambiente en la ciudad, que ha acogido con gran expectación este gran evento deportivo internacional. Tras los preparativos, actividades y compromisos institucionales, la pelota comenzará a botar hoy a partir de las 11:00 con el primero de los partidos de esta primera fase, que enfrentará al español Albert Ramos con el británico Liam Broady. Y lo harán en las pistas del club de tenis del hotel Puente Romano, donde ya han disputado deportistas de la talla de Björn Borg o Manolo Santana, ambos ex directores del centro.

La ciudad espera recibir un potente retorno económico de la cita deportiva, que aún en temporada baja espera alcanzar los diez millones de euros, superando incluso los datos de impacto económico de la eliminatoria contra Alemania en 2009. Las estimaciones se sitúan por encima de esta cifra debido al hecho de que en este caso el adversario sobre la pista sea el Reino Unido, uno de los principales mercados turísticos de la Costa del Sol. Así lo asegura al menos el presidente del Centro de Iniciativas Turísticas CIT Marbella, Juan José González, quien señala que "un evento de esta naturaleza, que tiene una gran repercusión internacional y especialmente en uno de los mercados más importantes en nuestro municipio como es el británico, supone una importante repercusión económica directa e indirecta para la ciudad".

Es la tercera vez que la ciudad marbellí acoge la celebración de una fase de la Copa Davis

Pero más allá del impacto económico, González subraya la importancia que tiene la celebración de este tipo de eventos deportivos reconocidos internacionalmente para la promoción de la ciudad. "Supone una contribución importante al mantenimiento y reforzamiento de la marca Marbella. Es necesario seguir invirtiendo en este tipo de eventos para que el público siga considerando Marbella un lugar de excelencia, de lujo, y donde además se celebran eventos deportivos de alto standing", añade.

En la misma línea se pronunció ayer la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, quien destacó las excelencias de la ciudad en el sorteo de los partidos de la Copa Davis. "Marbella es una ciudad hospitalaria, inigualable, con un clima excepcional y con unas magníficas instalaciones deportivas", recalcó, tras lo que añadió que "esperamos un retorno para la ciudad muy importante en cuanto a promoción y, en este sentido, también queremos agradecer la colaboración de nuestros patrocinadores públicos y privados".

La ocupación hotelera de este fin de semana también se ha visto incrementada en algunos hoteles del centro de la localidad, que en algunos casos estará por encima del 70%, gracias a la llegada de un gran número de aficionados atraídos por este deporte. "No hay duda de que la Copa Davis es un gran acontecimiento para la ciudad de Marbella, con una repercusión internacional que promociona el destino", comenta Nicolás Toré, subdirector del hotel Fuerte Marbella, que ha visto incrementada su ocupación en un 20% más con respecto al año anterior, "con grupos nacionales que se alojarán con nosotros específicamente para asistir a tal evento": "Este evento ha devenido en un creciente interés por parte de los clientes, que se ven muy atraídos por este deporte y nos piden información para poder asistir", agrega.

También desde el hotel Los Monteros aseguran que la ocupación se ha visto incrementada en otro 20%, si bien reconocen que esperaban un impacto aún mayor, que en parte excusan en la lesión de Rafa Nadal, uno de los grandes ausentes de la jornada.

Es la tercera vez que la ciudad marbellí acoge la celebración de alguna de las fases de la Copa Davis. La primera vez tuvo lugar en 1989, también en Puente Romano, donde se disputó la eliminatoria entre España y México. La segunda, en 2009, contra Alemania, en la plaza de Toros de Puerto Banús.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios