educación

Un fuengiroleño, vencedor de la Olimpiada de Biología de Andalucía

  • Iker Puerto se impuso en la primera ronda de esta actividad celebrada en Lucena

  • La fase nacional del concurso se celebrará en Badajoz en abril

Iker Puerto, estudiante, en la plaza de la Hispanidad, en Fuengirola. Iker Puerto, estudiante, en la plaza de la Hispanidad, en Fuengirola.

Iker Puerto, estudiante, en la plaza de la Hispanidad, en Fuengirola. / E. Moreno

La biología, la geología, la física, la química, las matemáticas, la medicina o incluso la astronomía; no hay campo de la ciencia que se le resista. El joven fuengiroleño Iker Puerto, alumno de segundo de Bachillerato del IES Los Boliches de la localidad, representará a Andalucía en las Olimpiadas de Biología tras proclamarse vencedor en la fase autonómica que se celebró en Lucena el pasado mes de febrero. "Sabía que el examen me había salido bien y que era asumible, pero no me esperaba el resultado porque participaban cerca de 200 personas y estaba muy nervioso", reconoce este estudiante.

Cuenta que fue su hermano mayor quien le habló por primera de estas olimpiadas cuando aún cursaba sexto de Primaria y llegado el momento no dudó en participar. Primero en casa, preparándose el temario por su cuenta, y segundo, preguntándole todas sus dudas a su profesora de Biología, quien le ha apoyado durante todo este proceso. "Empecé a mirarme el temario y los tests en verano, antes de que empezara el curso, y luego en Navidad de forma más intensa. Hay preguntas que son más de profundizar y de investigar por tu cuenta, pero por lo general el temario es el mismo que vemos en Bachillerato", comenta. "También me ha ayudado no solo estudiar sino leer libros que me prestaba mi profesora y blogs especializados", agrega.

Me ha ayudado no solo estudiar sino también leer libros y blogs especializados"Iker PuertoEstudiante

La prueba, consistente en 110 preguntas tipo test le ha permitido el pase a la fase nacional que se celebrará en Badajoz del 12 al 15 de abril. A diferencia de la fase autonómica, ésta contará además con una prueba práctica de cualquier campo, como zoología o microbiótica, entre otros, por lo que en las próximas semanas comenzará a prepararse con profesores de la Universidad de Málaga. "El temario es más amplio pero el único problema son las prácticas porque en los institutos se hacen muy pocas prácticas y además hay muy poco material", señala.

Pero este es sólo uno más de los logros a los Iker tiene acostumbrados a sus padres y profesores. El año pasado ganó el concurso del programa GuíaME-AC-UMA, digirido a alumnos con altas capacidades intelectuales de Secundaria y Bachillerato, con un proyecto sobre las líneas celulares y el cáncer. Este año, además, participará en diversos talleres de muy variada temática, como biología, economía, derecho y psicología. "Me gusta aprender de todo y me meto en todo por puro interés", asegura este estudiante, que el próximo curso aspira a estudiar Bioquímica en la Universidad de Málaga.

También estudia chino desde los 11 años y tiene su propio blog de ciencia desde tercero de la ESO en el que escribe sobre aquellos temas que más le apasionan, desde la biología, la física, la química, las matemáticas o la medicina, hasta la astronomía, la tecnología o la geología. "Al principio escribía más sobre ciencia en general y ahora me centro más en temas de biología", comenta este fuengiroleño de 17 años, un chico con vocación de científico al que no solo le gusta la ciencia sino que sabe de lo que habla y se expresa con soltura sobre los diferentes temas. Además de Iker, otros dos jóvenes andaluces han conseguido el pase a la fase nacional: Elisa Marañón, del colegio Buen Pastor de Sevilla; y Laura López, del IES Ategua de Castro del Río (Córdoba).

No es la primera vez que un alumno de Fuengirola llega a la fase nacional de las Olimpiadas de Biología. Hace unos años, el joven fuengiroleño Ángel Vergara no solo se proclamó campeón en la fase nacional sino que además se hizo con la medalla de oro en la fase iberoamericana del concurso que se celebró en El Salvador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios