La primera Casa Global Gift se prevé que esté lista para el próximo año

  • La sede de La Panocha en Marbella se convertirá en un centro multifuncional amadrinado por María Bravo y Eva Longoria

Visita a las instalaciones el año pasado. Visita a las instalaciones el año pasado.

Visita a las instalaciones el año pasado. / m. h.

Tras dos años y medio de preparativos, la primera Casa Global Gift mundial, que se ubicará en Marbella, espera poder abrir sus puertas a mediados del próximo año. El proyecto, amadrinado por María Bravo y Eva Longoria, esta aún pendiente de la resolución de la licencia de obra que le permita iniciar los trabajos de remodelación y acondicionamiento de la casa de La Panocha, que se convertirá en un centro de acogida multifuncional en el que se beneficiarán 300 niños con enfermedades raras o necesidades especial. "Estamos preparados para iniciar las obras en cuanto nos den la licencia, y a partir de ahí calculamos que en seis meses ya podremos empezar a trabajar en la casa con los diferentes programas", señaló María Bravo, responsable de la Fundación Global Gift.

Los trabajos están presupuestados en más de medio millón de euros, que serán sufragados con el dinero recaudado en las galas filantrópicas celebradas por todo el mundo. Sin ir más lejos, hace apenas 15 días se recaudaron en Marbella un total de 198.000 euros a repartir de forma íntegra entre la Fundación Querer, la Fundación Eva Longoria y la Fundación Global Gift. "La gala de este año ha sido muy emotiva primero por el proyecto de la casa y segundo porque el mismo viernes tuvimos la suerte de conocer a los niños y hablar con los padres. Al final todo esto se hace con un resultado que no es otro que darle una vida mejor a estos niños", resaltó.

El inmueble, de dos plantas, acogerá diferentes salas multifuncionales para terapias y talleres . También cuenta con una piscina exterior, en la que se instalarán dos grúas para que los niños con silla de ruedas y necesidades especiales de movimiento puedan estar dentro de la misma. Mientras que el jardín se convertirá en un huerto donde los niños puedan involucrarse en el trabajo del cuidado de los alimentos. Por último, la pista de tenis se convertirá en una sala de conferencias donde se albergarán charlas y congresos y que también servirá como sala de ejercicios para los niños.

En total serán seis las asociaciones que se beneficiarán de este proyecto: Adisol (Asociación de Diabéticos de la Costa del Sol), Asociación Bubbles and Dreams (Enfermedades raras y sin diagnóstico), CADI (Centro de Atención a la Diversidad Infantil), Asociación Malagueña contra la Fibrosis Quística, Adahimar (Asociación social de Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad y Retraso), y Asociación de Esclerosis Múltiple Marbella-San Pedro Nuevo Amanecer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios