Fran Perea debutará como director de teatro con un drama de Pablo Díaz Morilla

  • El quinto proyecto de Factoría Echegaray se llevará a escena del 13 al 25 de junio en el Teatro Echegaray

El actor malagueño posa antes de la presentación a los medios malagueños de la obra teatral 'La estupidez' el año pasado. El actor malagueño posa antes de la presentación a los medios malagueños de la obra teatral 'La estupidez' el año pasado.

El actor malagueño posa antes de la presentación a los medios malagueños de la obra teatral 'La estupidez' el año pasado. / M. H.

Se presentó ante el espectador como el joven Marcos en la conocida serie Los Serrano. Quién se hubiera imaginado entonces que Fran Perea (Málaga, 1978) acabaría amasando una trayectoria escénica tan sólida. Lejos de sucumbir a la fama -muchos se engancharon a la ficción televisiva e incluso tararearon eso de "Uno más uno son siete. / ¿Quién me lo iba a decir?-, el actor guió su carrera en dirección al teatro. Es ahí donde el artista se ha lucido con mayor gracia. Curtido en escena al abrigo de los clásicos, de Eurípides a Tirso pasando por Arthur Miller, ahora sus planes se dirigen una vez más a las artes escénicas, pero esta vez por primera vez desde el otro lado: como director en el quinto proyecto de Factoría Echegaray.

Souvenir -así se titula la obra- es la nueva pieza del dramaturgo y guionista malagueño Pablo Díaz Morilla, de quien acabamos de ver en el 34 Festival de Teatro de Málaga Piedras preciosas, que cuenta con el bailarín Rafael Amargo y el actor Manuel Salas como protagonistas. "Hace muchos años participamos en un cortometraje y desde entonces le seguí la pista. Es un tipo que escribe muy bien y creo, sinceramente, que es su año", declara entusiasmado. Al intérprete este debut le ha pillado "con ganas". "El cuerpo me pedía dirigir, y tengo la suerte de estrenarme en Málaga. Todo tiene bastante sentido. También es una suerte participar en Factoría Echegaray, un proyecto con una proyección muy potente a largo plazo", recalca. Antes de verano se lo propusieron y aceptó "antes de leer el texto", reconoce.

"Imagina tener un agujero negro en la cabeza. [...] Él no sabe que está enfermo, pero lo va a descubrir a lo largo de la obra. Ahora, recuerda la cara de tu peor enemigo en el colegio, su gesto de mirar por encima del hombro. Todo su rostro, todos sus movimientos, cada detalle insignificante [...] Así vive Solomon. Todo el tiempo, con todos sus recuerdos", se lee en uno de los textos para el casting de esta obra que se pondrá en escena en el Teatro Echegaray del 13 al 25 de junio. El protagonista de la pieza, el joven Solomon, lo recuerda todo. Padece hipermnesia, es decir, exceso de recuerdos, un trastorno de la memoria muy raro. "Una maldición y una suerte a la vez", señala el actor. "La gente sonreirá de vez en cuando, pero es un drama. Pablo se ha inspirado en una historia real. A principios del siglo XX, en Rusia, un hombre lo padeció. Durante el transcurso de Souvenir, se habla de la vida de este señor, que no sabe distinguir entre realidad o fantasía, de la relación con su pareja, Magda, y sus allegados", resume.

Con un toque de sátira, como ocurre en todas las obras de la compañía de la que Perea es miembro fundador, Feelgood, el texto de Díaz hará recordar al espectador algo de lo que la humanidad se ha preocupado siempre: las relaciones personales con los seres más queridos. Al estilo de la película Efecto mariposa, Souvenir invitará a "una reflexión sobre el ser humano, la condición del recuerdo y el olvido en una época en la que la información es de usar y tira", en palabras de su director, que cree que es "una bonita manera de acercarse a la memoria". El protagonista acabará visitando a un doctor llamado Luria aunque su pareja piense que es "el único diferente al resto, especial".

El quinto proyecto de la productora de los teatros municipales de Málaga empieza hoy a rodar con la convocatoria del casting en el que se escogerán a los tres intérpretes del reparto, dos actores y una actriz. Hasta el 18 de este mes se podrán enviar las solicitudes para las audiciones, abiertas para los nacidos o residentes en Málaga, los antiguos alumnos de la ESAD (Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga) y los intérpretes que puedan acreditar haber actuado en compañías malagueñas en los dos últimos años. Perea escogerá entre el 23 y el 25 de enero a los actores que darán vida a Solomon, un joven de entre 25 y 30 años; Magda, de su misma edad, y Doctor Luria, un médico de entre 45 y 55 años. Los aspirantes pueden descargar la ficha de inscripción y consultar las instrucciones para participar en el casting en www.teatroechegaray.es/factoriaechegaray/proyectos.

Para el experimentado intérprete, "el mayor reto es conseguir que esto funcione, que la gente que se siente en su butaca disfrute y salga con la sensación de haber aprovechado su tiempo". Lo mismo le ocurre con "cada pieza" donde participa. Ahora mismo se encuentra de gira con La estupidez, una obra de su compañía que reúne a 24 personajes interpretados por cinco actores en una habitación de hotel en Las Vegas, con un reparto que incluye a Toni Acosta, Ainhoa Santamaría, Javi Coll y Javier Márquez además de Perea bajo la dirección de Fernando Soto. En marzo estrenarán su tercer montaje. "Es una comedia negra sobre los peligros de la amistad titulada El ciclista utópico", apunta.

Desde que el actor emprendiera este proyecto en 2013 junto a otros actores de calado nacional como Manuela Velasco, Feelgood no ha hecho otra cosa que facturar "comedias inteligentes". "Últimamente la comedia que prevalece es una comedia fácil, de usar y tirar. A nosotros nos parece interesante que a través de la risa el espectador se relaje y se le puedan inocular otros puntos de vista", cuenta en tono serio. Cuando se le pregunta por el feroz mundo en el que se trabaja, Perea no duda en admitir un par de cosas: "Hay una tasa de paro elevadísima dentro de nuestro sector y la cultura no es una prioridad para la mayoría de instituciones públicas". Sin embargo, y a pesar de que "a veces" se le haga cuesta arriba su día por la profesión, declara sentirse "todo un afortunado" por hablar de la que será su primera dirección. No será la última.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios