Plaza ahorra lágrimas

  • El entrenador, pese a la derrota, es positivo: "El play off es difícil pero no estamos tan lejos, nos haría falta ganar cuatro de seis"

  • "Si queréis lloro porque no estaban Nedovic y Shermadini"

Joan Plaza, durante el partido entre el Estrella Roja y el Unicaja. Joan Plaza, durante el partido entre el Estrella Roja y el Unicaja.

Joan Plaza, durante el partido entre el Estrella Roja y el Unicaja. / euroleague

Cunado Joan Plaza se pone el traje de optimista, es difícil que se lo quite. Algo ve en sus jugadores que le hace mantener viva la llama de la esperanza. El entrenador del Unicaja, aunque no sea un hombre de grandes gestos ni de frases estruendosas, es firme en el convencimiento de que todavía hay camino que recorrer en la Euroliga. Tiene fe. Así que si alguien pensaba que la derrota en Belgrado le iba a empequeñecer, estaba equivocado. El técnico catalán fue contundente al término del encuentro que se jugó ayer en la mítica Sala Pionir y que acabó con victoria local por una corta diferencia: "Es difícil estar en los play off, pero no estamos tan lejos. Tenemos que ganar mínimo cuatro de los seis para poder estar. Pero estaremos felices si llegamos con opciones al último partido de la fase regular".

Plaza se vuelve a España con el sabor amargo de la derrota, pero consciente de que era una cancha complicada y que las cirunstancias no eran las más idóneas por culpa de las lesiones. Cuenta el entrenador cajista que ve a sus hombres enteros pese al resultado: "Estoy muy orgulloso de mis jugadores. No se rindieron ni antes, ni durante, ni tras el partido. Y era muy fácil rendirse, por las lesiones, por el parcial del tercer cuarto en contra...".

Eso sí, también pone el dedo en alguna herida: "Lo peor del partido fueron las pérdidas, cometimos diez en la primera parte... Mi balance es que las pérdidas y el parcial del tercer cuarto son las razones por las que perdimos". Más claro es complicado.

Volviendo al tema de las circunstancias en las que llegaron algunos jugadores, Plaza prefiere evitar agarrarse a excusas: "Si queréis, puedo llorar porque no teníamos a Nedovic o porque Shermadini se rompió y no pudo jugar la segunda parte. Pero nunca hablo de esto, no me gustan los entrenadores que lloran y se quejan. Nedovic es un jugador capital para nosotros, pero nojugó porque estaba lesionado y necesitamos sobrevivir con y sin él. Si no me preguntáis, no hablo de los lesionados. Jugamos con dos jugadores de 20 años y fuimos competitivos, tratamos de mejorar".

Aunque siempre suele colar píldoras que no son excusas pero se le parecen muchísimo. Primero te dice que no habla de algo, pero seguidamente te lo suelta. No se queja de la lesión de Nedovic pero te recuerda su relevancia y la edad de algunos chicos que cuando juegan suele ser por las circunstancias. Lo mismo que en su remate. Saca pecho pero te matiza que su plantilla es corta comparada con la de otros: "El Unicaja tiene mucha experiencia en Euroliga, pero el año pasado jugamos la Eurocup y sabemos lo difícil que es jugar en Euroliga. El año pasado el Barcelona, el Zalgiris o el Maccabi no entraron. Tenemos un róster de 13 jugadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios