El español, un motor económico de Málaga

  • La Education Week pone en valor a través de un congreso la capacidad de la lengua para atraer visitantes

El español está en ebullición. Lo demuestran los 122.000 alumnos polacos -en su mayoría jóvenes- que estudiaron la lengua de Cervantes el año pasado o los 15.000 que vienen a Málaga cada año para avanzar su aprendizaje al tiempo que se impregnan de la cultura y tradiciones locales. Es por ello que las administraciones de toda índole están poniendo cada más énfasis en tratar de fomentar su territorio como un lugar ideal en el que aprender español, una actividad que deja en Andalucía unos 110 millones de euros al año.

Para tratar de avanzar en esos objetivos, directores de academias de español, expertos del sector de la educación y empresas vinculadas debatieron ayer sobre la capacidad que tiene la lengua de ayudar al desarrollo económico de la ciudad. Málaga en particular cuenta con el potencial añadido de poseer casi la mitad de los centros de enseñanza de español en Andalucía con el sello de calidad del Instituto Cervantes, con 23 de los 48 que tiene la comunidad, y siendo la provincia que más tiene de España.

El español dejó 110 millones en Andalucía el año pasado y cerca de 35 en Málaga

Los turistas idiomáticos permanecen unas tres semanas de media en la ciudad y dejan en la localidad de residencia una media de 2.500 euros, cifra que multiplicada por los 15.000 estudiantes que acuden a Málaga cada año coloca al sector cerca de los 35 millones de euros anuales. "El estudiante idiomático que viene es un turista consecuente y activo en cuanto participar de la economía social y familiar de la ciudad. Van mucho a comercios tradicionales, no tanto a grandes almacenes", dijo José María Casero, presidente de la Asociación de Escuelas de Español en Málaga (Nacem).

Este tipo de turismo -con mayor bagaje cultural y poder adquisitivo- es el que pretende fomentar el Instituto de Turismo de España (Turespaña) en el extranjero, y en el que encaja muy bien los estudiantes idiomáticos: "Nuestro turista [el idiomático] es un turista cosmopolita, que consume cultura, es un turista preparado y que no viene a hacer daño a la ciudad y al patrimonio", indicó Casero, que uno de los coordinadores de las jornadas.

Para acoger este tipo de turismo Málaga se sitúa en un situación privilegiada, ya que la ciudad cuenta con los elementos fundamentales que los estudiantes idiomáticos buscan de su destino: "Málaga ha sufrido una transformación espectacular en la última década, nos acompaña no solo el sol y la playa sino que tenemos una ciudad museística, gastronómica, cultural, bien comunicada con muchos países y con vuelos directos todos los días. Eso nos da mucha ventaja para que los estudiantes no elijan antes que a otras comunidades", señaló Casero.

El presidente de Nacem considera sin embargo que las academias deben ser más conscientes de que la oferta cultural va "dentro del mismo saco" que la idiomática: "Lo que los alumnos estudian en nuestros centros supone un 50 por ciento de su experiencia, y tenemos que saber trabajar el 50 por ciento restante -rutas culturales, excursiones- para tratar de ofrecer el mejor servicio posible".

El congreso se enmarcó dentro de la Málaga Education Week -o Semana del Español- que empezó el martes con la celebración del encuentro anual de los miembros de la Federación de Enseñanza del Español como Lengua Extranjera (Fedele). Como continuación de la misma, hoy se inaugura la cuarta edición de la Conferencia Study Travel Alphe Spain, encuentro internacional destinada a profesionales del sector del turismo idiomático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios