Entrevista al director general de Bejo Ibérica

Christiaan Reynders: “El agricultor andaluz que es profesional está a la vanguardia”

  • El responsable de la firma de semillas explica que los productores andaluces son precavidos a la hora de introducir nuevas variedades.

Christiaan Reynders: “El agricultor andaluz que es profesional está a la vanguardia” Christiaan Reynders: “El agricultor andaluz que es profesional está a la vanguardia”

Christiaan Reynders: “El agricultor andaluz que es profesional está a la vanguardia”

Comentarios 1

Determinar y recomendar variedades específicas de semillas para cada zona es la razón de ser de Bejo España. Con instalaciones en Jerez de la Frontera, donde avanzan en su trabajo de producción y comercialización de microbulbos de cebolla, la firma distribuye desde Madrid al mercado nacional y al portugués. Pero el catálogo de variedades que ofrece es muy amplio y, sobre todo, personalizado. De todo ello hablan en esta entrevista el director general, quien explica que el agricultor andaluz está realmente en primera línea, especialmente el que vende su producción al exterior.

–La entrada de Bejo en España fue con la zanahoria, ¿cómo ha evolucionado ese producto en estos más de 25 años?

–Pues hace 25 años el material vegetal que se utilizaba consistía principalmente en variedades de polinización abierta con alta tendencia a florecer transcurrido el invierno, lo cual daba menos cosecha y peor calidad de las zanahorias. El gran paso adelante que se dio fue la introducción de material híbrido, mediante procesos de selección tradicional, que mejoraba los rendimientos y la calidad del producto. BEJO fue uno de los actores principales en este importante cambio a mejor, tanto para el agricultor como para el consumidor.

–De los cultivos tradicionales ¿qué mejoras se han conseguido con las nuevas variedades de semillas?

–En cultivos hortícolas tradicionales, los avances o mejoras han sido numerosos con el empleo de variedades seleccionadas y adaptadas a las distintas zonas de producción. El uso de híbridos, producidos por métodos naturales de selección, ha supuesto que haya hortalizas mejor adaptadas a zonas y climas, con mejores rendimientos para el agricultor y con menor incidencia de enfermedades. Para el consumidor también ha supuesto poder disfrutar de más hortalizas todo el año con mejor aspecto, mejor sabor y con mayores propiedades beneficiosas para la salud y con la tranquilidad de estar respaldados por protocolos de seguridad alimentaria.

–¿Son precavidos los agricultores andaluces a la hora de introducir cultivos? ¿Temen demasiado el riesgo?

–En general, son precavidos a la hora de elegir variedades para sus cultivos dado que se trata de inversiones considerables y buscan seguridad en sus plantaciones. BEJO sigue una política muy seria de ensayos previos con los agricultores para que ellos conozcan adecuadamente nuestras variedades hortícolas antes de decidirse plenamente por nuestro material. Hay que tener en cuenta que trabajamos para una agricultura intensiva al aire libre, con alto valor añadido, sujeta a variaciones climatológicas y con inversiones muy serias. Por otro lado, las necesidades de los mercados son muy cambiantes debido a las tendencias alimenticias de los consumidores y eso hace que haya agricultores innovadores que apuesten inmediatamente por nuevos cultivos.

–¿En qué provincia andaluza son más propicios los agricultores a sembrar nuevas variedades?

–En aquellas en las que la exportación es el destino principal de sus producciones. El hecho de estar en continuo contacto con exigentes mercados exteriores hace que su nivel de innovación sea más alto y estén más abiertos a cambios varietales. La incidencia del clima, enfermedades en campo o nuevas técnicas de producción les hacen exigirnos a las casas de semilla como BEJO, la continua mejora e introducción de variedades hortícolas muy adaptadas a sus condiciones y que cumplan a la vez con las necesidades del consumidor.

"Existe un alto nivel tecnológico en lo que se refiere a maquinaria y manejo de cultivos"

–¿Cree que las explotaciones andaluzas con las que trabajan tienen la dimensión adecuada?

–Sin duda, además existe un alto nivel tecnológico en lo que se refiere a maquinaria y manejo de cultivos. El agricultor profesional está, en general a la vanguardia en todo tipo de novedades. Las dimensiones de las explotaciones son muy variables y los agricultores se adaptan perfectamente a la disponibilidad de tierra. Se estila mucho el alquiler de fincas tanto para incrementar superficies de producción como para establecer rotaciones de cultivo, en caso necesario.

Nuevas variedades

–¿En cuanto a nuevos productos qué novedades se quieren incorporar?

–Dentro de nuestro especializado y creciente catálogo de especies hortícolas destacaría muchas, pero mencionaré el espárrago verde Magnus, la judía de enrame Sidonia con resistencia a virus; tenemos un nuevo calabacín llamado Ladoga, verde oscuro ideal para mercado nacional y para la exportación. También mencionar un nuevo sistema de producción de cebolla mediante microbulbos, que posibilita cosechas más precoces. Es interesante destacar, el cultivo de coles de Bruselas, no es nuevo pero sí se está volviendo la tendencia en una alimentación sana.

–¿De las nuevas variedades que han ido introduciendo a lo largo de estos años cuáles han sido las que han obtenido más éxito?

–Hay muchas variedades de largo recorrido. En zanahoria tenemos Mokum, que comenzó como zanahoria para manojos de exportación y hoy, además, se emplea parea snacks de zanahoria por ser dulce. Otro éxito ha sido nuestra coliflor Fargo, vendida desde hace más de veinte años. En cebolla, otro super ventas ha sido Legend, por su rendimiento y calidad de bulbo.

–¿Tienen campos de experimentación y laboratorios de I+D en Andalucía? ¿Dónde investiga Bejo?

–En Andalucía tenemos numerosos ensayos de variedades con muchos de nuestros clientes, son ensayos muy concretos y adaptados a sus necesidades, colaboramos también con organismos públicos en determinados ensayos y cultivos. En sí, el I +D lo realizamos en Murcia, donde tenemos una finca experimental en la cual probamos nuestras variedades, tanto al aire libre como en invernadero para ver su adaptabilidad e idoneidad, no sólo para la zona costera cálida española sino también para otros países de la cuenca mediterránea.

El mundo ecológico

–¿Qué evolución están teniendo los cultivos ecológicos en Andalucía y cuál es la previsión de futuro?

–Están experimentando un crecimiento lento pero constante. En BEJO disponemos de un extenso catálogo de variedades totalmente eco, cuyas semillas son producidas de forma totalmente orgánica para este exigente mercado. Para nosotros es una apuesta muy seria, de hecho incluso organizamos simposios de zanahoria ecológica con la presencia de expertos internacionales.

–¿Qué es el “purple power”?

–Es un concepto que asocia variedades de varios cultivos de color morado con la salud. El color morado es sinónimo de alta presencia de antioxidantes y confiere a las hortalizas un atractivo aspecto, lo constituyen espárrago morado, brócoli morado, remolacha de mesa, cebolla roja y colirrábano morado.

–Tienen novedades interesantes en el recubrimiento de semillas con material sostenible, ¿puede explicarlo?

–Hemos presentado recientemente el recubrimiento B-mox, que es un potenciador de la germinación a base de sustancias naturales y, por tanto, sostenible. BEJO tiene un compromiso muy serio con la sostenibilidad.

–¿Cuál es la filosofía de la casa?

–Nuestras variedades están producidas para satisfacer todos los eslabones de la cadena agroalimentaria, enfocándonos en un triple concepto: Sabor, salud y conveniencia. De ahí nuestro concepto “Sweet 4U”, que incluye variedades de distintos cultivos sobresalientes por su sabor. Ésa es otra de nuestras aportaciones a la excelencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios