Entrevista con el consejero delegado del Grupo la Caña

Jesús García: “La Costa Tropical se enfrenta a la falta de suelo agrícola”

  • Afirma que la viabilidad para contar con más superficie de tierras dedicadas al cultivo depende del agua.

Jesús García. Jesús García.

Jesús García.

Con una producción de 85 millones de kilos y una facturación de 160 millones de euros, el Grupo La Caña está presente en toda la Unión Europea, con sólidas relaciones comerciales con Francia, Alemania, Holanda, Reino Unido o Noruega, donde vende el 80% de lo que sale de Granada. El Ministerio de Agricultura les ha vuelto a incluir en su Decálogo de Sostenibilidad. En esta entrevista veremos por qué.

–Acaban de presentar la tercera edición de los Premios de Innovación Agroalimentaria. ¿Qué papel juega la innovación en Grupo La Caña?

–Tenemos una clara vocación por la innovación y es, seguramente, una de las líneas estratégicas fundamentales para nuestra empresa y para el sector al que nos dedicamos. La innovación está en el ADN de la agricultura de la Costa Tropical y nos esforzamos por contribuir a través del I+D+i en la mejora de la producción, los sistemas de riego y demás técnicas de manejo agronómico en campo e, incluso, de cara a la comercialización para ofrecer productor mejorados en sabor y firmeza. Así, los Premios de Innovación Agroalimentaria que pusimos en marcha hace tres años se configuran como una clara oportunidad para que las ideas y propuestas de los profesionales agrícolas, vean la luz y puedan convertirse en verdaderas soluciones y alternativas para el sector.

–Han cumplido 40 años de existencia. ¿Cuál sería el balance después de esta efeméride?

–Desde luego no es fácil para una empresa cumplir 40 años y si a eso le sumas el hecho de que somos una empresa familiar, la dificultad que presenta este logro es aún mayor. Para nosotros, celebrar estas cuatro décadas de sueños compartidos supone renovar el compromiso por el cual empezó este proyecto y nos empuja a seguir trabajando día a día para mejorar nuestra tierra. Son miles de familias las que dependen de nuestra dedicación y buen hacer. Por ellas, tenemos que seguir afrontando el futuro con la misma determinación. Además, liderar la transformación del sector hortofrutícola y poder ofrecer al mercado los productos que desean los consumidores contribuyendo a una saludable, natural y sabrosa alimentación en Europa, continúa siendo una de nuestra señas de identidad.

–Trabajan en una zona con unas características únicas climatológicas. ¿Se ha agotado ya la superficie disponible? ¿Hay margen aún para aumentar la superficie de cultivo en la Costa Tropical?

–La Costa Tropical se enfrenta a una serie de dificultades de crecimiento que vienen impuestas por la falta de suelo agrícola. Sin duda, las administraciones públicas tienen que escuchar las inquietudes del sector y trabajar por la ampliación de las zonas de cultivo para que se creen más explotaciones y en consecuencia, mejore la rentabilidad de uno de los pilares económicos más sólidos de la provincia.

–¿Es importante introducir nuevas variedades y cultivos?

–Sí, por supuesto, el mercado y los clientes lo demandan. A Europa le gusta la variedad y demandan grandes opciones de consumo, primando su apuesta por un producto que, sin perder un ápice de calidad, ofrezca todo el sabor. Por ejemplo, en tomate cherry estudiamos actualmente hasta 20 variedades diferentes en nuestras fincas de ensayo, basándonos en la innovación para garantizar firmeza, color y larga vida útil en uno de los productos más populares entre los consumidores europeos.

ProSeaFood

–¿Hacia dónde se dirigen sus esfuerzos en I+D+i?

–La mejora en el manejo agronómico, el procesado, manipulado, automatización y conservación de productos hortofrutícolas y tropicales, son los grandes bloques donde descansan nuestros esfuerzos en materia de innovación. En la actualidad estamos inmersos en numerosos proyectos de I+D+i entre los que destacan el Grupo Operativo para el uso eficiente del agua en cultivos hortícolas; Avocemtum para el desarrollo de guacamoles funcionales o ProSeaFood, que experimenta con proteínas vegetales para impulsar una alimentación sostenible.

– ¿Qué reclaman a las Administración en materia hidráulica?

–En Grupo La Caña sostenemos desde hace años que es imprescindible para el desarrollo de nuestra agricultura, la finalización de las conducciones de la Presa de Rules. Disponer de los recursos hidráulicos que nos proporcionaría esta infraestructura, es clave para el desarrollo de nuestra agricultura en la costa de Granada. La Administración debe apoyar la eterna reivindicación de la Costa Tropical, propiciar que las conductividades lleguen a las explotaciones agrícolas y ayudar de este modo a abaratar los altos costes a los que se enfrentan los agricultores de la comarca. Además, la viabilidad de contar a medio plazo con más tierras dedicadas a la explotación de cultivos, depende de ello.

"Estamos apostando por ampliar nuestra oferta de producto ecológico en Bio Caña"

–¿En qué países venden sus productos y cómo están evolucionando sus mercados?

–Nuestra marca comercial “La Caña” está muy asentada, siendo el pepino, el tomate cherry en sus distintas variedades y por supuesto, el aguacate, los productos que nos han consolidado en Europa como todo un referente en la comercialización. Y como nos esforzamos en conocer las tendencias de los mercados, estamos apostando por ampliar nuestra oferta de producto ecológico en Bio Caña, una de nuestras líneas comerciales que más ha evolucionado en las últimas campañas. De hecho, recientemente incorporamos a su amplio catálogo de frutas y hortalizas novedades como el pepino snack, el pepino francés, la judía y el calabacín.

–Tienen ante sí el reto de suprimir el plástico en sus envases, ¿cómo van en ese empeño?

–Suprimir no es la palabra, el plástico seguirá presente en nuestro sector pero conviviendo con otros materiales y apostando por opciones de plástico biodegradable. Somos conscientes del extendido uso del plástico en el sector que nos ocupa, y esto nos hace apostar decididamente por el I+D+i como vía para encontrar alternativas en las que ya estamos trabajando, a través de varios proyectos y en colaboración con las universidades de Granada y Almería y distintos centros tecnológicos, en el desarrollo de envases alternativos al plástico para la comercialización de nuestros productos.

Decálogo de Sostenibilidad

–El Ministerio les ha vuelto a incluir en su Decálogo de Sostenibilidad, ¿cómo lo han conseguido?

–Para el Ministerio de Agricultura y Pesca, tres han sido los puntos en los que sobresalimos, destacando por nuestra ética social, el clima laboral entre nuestros trabajadores y por nuestras líneas estratégicas de Investigación, Desarrollo e innovación. Puede sonar reiterativo, pero lo tenemos claro, el factor diferencial para ser capaces de consolidarnos como empresa sostenible es, sin duda, nuestra apuesta por la innovación como vía para el desarrollo de procesos dentro de los preceptos de la economía circular.

–¿Qué demanda el sector?

–El sector hortofrutícola ha resistido mucho en los últimos años, siendo capaz de validarse como el pilar más estable para el panorama socioeconómico de la provincia granadina, con altas cifras de facturación, producción en continuo ascenso y creador de empleo regular. Pero a pesar de esta realidad, el sector agroalimentario no termina de recibir el apoyo necesario por parte de las administraciones. Los agricultores y las comercializadoras nos enfrentamos cada día a mayores y más duras exigencias por parte de los mercados y, sin embargo, las ayudas tardan en llegar. Un motor económico de estas dimensiones, debería ser merecedor de mayores inversiones para el sector y apostar por la profesionalización de la agricultura como garantía para el relevo generacional y la garantía de continuidad frente a un entorno tan cambiante y competitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios