Ganadería extensiva El vacuno mira a los mercados árabe y asiático

  • Cádiz ha sido declarada libre de brucelosis ovina y caprina. A Granada, Almería y Jaén también se les reconoce que están libres de la enfermedad en vacuno.

Ganado vacuno. Ganado vacuno.

Ganado vacuno.

La ganadería extensiva vive inmersa en la lucha por la sanidad animal, pero sin perder de vista el horizonte comercial, que en vacuno pasa por intensificar y aumentar la presencia de la carne andaluza en los mercados árabes y asiáticos. Así lo planteó Raúl Sanz, director de Grupo Cárnico de Covap, emblema en la producción ganadera de la región, durante su intervención en la IV Jornada de ganadería extensiva de Asaja Córdoba. Esta convocatoria transcurrió en la misma semana en la que el Ministerio de Agricultura ha hecho público que varias provincias andaluzas se consideran ya indemnes de brucelosis de ovino y caprino en el caso de Cádiz y en bovino en Granada, Jaén y Almería.

En este marco, Sanz habló del modelo Covap en vacuno de carne, que sigue un proceso integrado al englobar la producción ganadera con la industria y la comercialización “garantizando la seguridad alimentaria, la trazabilidad, la calidad certificada y el bienestar animal”. Dijo que “la cooperativa defiende este modelo, que muestra su fortaleza ante las nuevas demandas de un sector cárnico que afronta los riesgos de las nuevas tendencias de consumo”. Y al hilo de ello fue cuando apuntó que “la internacionalización de la carne de vacuno en los mercados asiáticos y árabes son las apuestas comerciales del presente y el futuro más inmediato”.

El control de la tuberculosis animal y la infección en especies silvestres como el jabalí, que actúa como reservorio, fue uno de los temas destacados en las jornadas que organizó Asaja Córdoba, junto con la Fundación Caja Rural del Sur. Se reiteró que esto supone un serio problema para los ganaderos de vacuno en extensivo, que “tienen que intentar erradicar la enfermedad de sus explotaciones, soportando un enorme coste económico”.

La jornada, patrocinada por la Diputación de Córdoba, MSD Animal, comercial Rusama y Aligan, fue inaugurada por el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa; y el consejero de Caja Rural del Sur y secretario de Covap, José María Calero. Contó con la participación del responsable de Vacuno Extensivo de MSD Animal Health, Antonio Ramos, quien expuso que hay importantes limitaciones comerciales para la exportación debido a que, actualmente, gran parte de los países de Europa están llevando a cabo planes de control y erradicación de la Rinotraqueítis Infecciosa Bovina (IBR), que son exigidos por algunos de los países que actualmente importan terneros.

Agregó con preocupación que al no tener España en marcha un plan de control y erradicación de dicha enfermedad “nos pone en una situación crítica y en desventaja con respecto a otros países de la Comunidad Económica Europea”. Ramos agregó que si el Ministerio no se apresta a poner en marcha este plan de control, “nos dejaría fuera de la posibilidad de exportar a terceros países que solicitan dichas exigencias y esto supondría directamente una disminución en el precio de nuestros terneros, situación que el sector no se puede permitir”.

Prevención 

También es fundamental la prevención de las enfermedades, al ser la sanidad una de las barreras comerciales más importantes en el actual mundo globalizado. Por ello, el veterinario y técnico de campo de Vacuno Extensivo de Laboratorios MSD, Giovanni Montoya, destacó durante su intervención la importancia que tiene la vacunación en la erradicación de enfermedades como el IBR.

El catedrático y jefe del Grupo SaBio (Sanidad y Biotecnología) del Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC), Christian Gortázar, también habló sobre la epidemiología y el control de la tuberculosis animal y el problema que supone la infección en especies silvestres como el jabalí, que actúa como reservorio. Quedó claro que esto supone un serio problema para los ganaderos de vacuno en extensivo, que tienen que intentar erradicar la enfermedad de sus explotaciones, “soportando un enorme coste económico”.

La jornada de Asaja Córdoba contó con la asistencia del jefe de Servicio de Sanidad Animal de la Junta de Andalucía, Manuel Fernández Morente, quien abrió la mesa redonda con una exposición sobre la situación sanitaria del sector ganadero bovino en Andalucía y la reciente calificación de oficialmente indemne de enfermedades como la brucelosis. En la mesa participaron todos los ponentes de la jornada para debatir sobre la importancia de la sanidad para la comercialización de animales y productos.

El hecho es que el Comité Permanente de Sanidad Vegetal, Sanidad Animal, Alimentos y Piensos de la Unión Europea (PAFF), aprobó el pasado martes día 11 por unanimidad de todos los Estados miembros, la declaración de la Comunidad Autónoma de Madrid y de las provincias de Cádiz y Ciudad Real, como oficialmente indemnes de brucelosis ovina y caprina.

También se aprobó la declaración de las Comunidades Autónomas de Madrid y Valencia y de las provincias de Almería, Granada y Jaén como oficialmente indemnes de brucelosis bovina; y de la provincia de Pontevedra como oficialmente indemne de tuberculosis bovina.

Condiciones

El Ministerio subraya que las declaraciones como regiones oficialmente libres serán efectivas una vez sean publicadas por Decisión en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) y son un reconocimiento al gran esfuerzo realizado por España en la lucha contra estas enfermedades, en poco más de 25 años de aplicación homogénea de estos programas, desde el inicio de las campañas de saneamiento ganadero.

Estas declaraciones se añadirán a las efectuadas en años anteriores, con lo que en la actualidad son ya 14 Comunidades Autónomas y 5 provincias las declaradas como libres de brucelosis ovina y caprina, y 12 las Comunidades Autónomas y 7 las provincias declaradas como libres de brucelosis bovina.

El sector espera que a lo largo del próximo año la provincia de Huelva pueda contar con la declaración como indemne de esta enfermedad para su cabaña de ovino.

En Andalucía la provincia de Huelva sigue a la espera de ser declarada indemne de la brucelosis ovina, cuestión muy demandada por los ganaderos, quienes aseguran que la cabaña reúne todos los requisitos para ser considerada libre de la enfermedad, pero que es la Administración regional la que ha tardado en tramitar los protocolos preceptivos. Al respecto, la Consejería de Agricultura asegura que los trámites están en curso. El sector espera que a lo largo del próximo año la provincia de Huelva pueda contar con la declaración como indemne de esta enfermedad para su cabaña de ovino.

Para poder obtener la declaración de indemne de tuberculosis bovina, una región o provincia debe mantenerse por debajo de un 0,1% de rebaños infectados, y tener el 99,9 % de las explotaciones calificadas como oficialmente indemnes (T3) durante 6 años consecutivos.

El censo de ovino andaluz muestra una evolución negativa desde 2005, según datos del Observatorio de Precios y Mercados, que en los últimos años, desde 2013 hasta 2017, detecta una estabilidad en la cabaña, con unos 2,2 millones de cabezas.

La mayoría son hembras reproductoras, el 76%, y por corderos, el 21%. Los sementales suponen el 3% del censo. Córdoba es la provincia con mayor censo con el 30% y Granada la que cuenta con más explotaciones, el 22%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios