FAROLA El pueblo que mejor clima tiene de toda Europa y está en Málaga

Andalucía

Andalucía es la comunidad que menos aumenta la recaudación de impuestos

  • Los directos, indirectos y las tasas crecen un 8,6% mientras que la media nacional se eleva hasta el 13,8%

  • Los ingresos se incrementan un 15%, mientras que en el resto es del 33,3%

María Jesús Montero, acompañada por el rector Francisco Oliva, en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

María Jesús Montero, acompañada por el rector Francisco Oliva, en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. / Raúl Caro / EFE (Sevilla)

La decisión del Ejecutivo de la Junta de Andalucía de recurrir ante el Tribunal Constitucional (al igual que ha hecho la Comunidad de Madrid) la puesta en marcha del impuesto a las grandes fortunas por parte del Gobierno central y la repercusión que dicha decisión tendrá en la recaudación y en el equilibrio presupuestario en la comunidad, siguen en el centro de la confrontación entre ambas administraciones.

Tanto que a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero le ha servido para, en el transcurso de una visita a la universidad Pablo de Olavide, sostener que la Junta de Andalucía iba a dejar de recaudar 120 millones de euros por un impuesto que afecta a 20.000 personas. Por su parte, el Gobierno autonómico manejaba unas cifras para apoyar su nueva fiscalidad que apuntaban a una recaudación extraordinaria de 1.100 millones de euros más y una ganancia de contribuyentes por el regreso de cotizantes que antes lo hacían en Madrid por tener una fiscalidad más baja.

La ministra señalaba en la mañana de ayer que la medida adoptada por la Junta evidencia la “defensa” que el Ejecutivo de Juanma Moreno hace de los “ricos de esta comunidad frente a los servicios públicos que se dirigen a la mayoría social de los ciudadanos” y añadió que, por ejemplo, son 120 millones de euros menos los que el Gobierno andaluz ha decidido dejar de recaudar con la supresión del Impuesto de patrimonio, lo que beneficia tan sólo al 0,2% de los andaluces y aprovechó para pedir al presidente de la Junta “que piense en la mayoría social de la comunidad y no en los ricos”.

Los números que la consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Carolina España ha expuesto desde que se conociera la decisión de plantear el recurso son que Andalucía recaudó casi 8.000 millones de euros más en el período comprendido entre los años 2019 y 2022 (gobierno de Juanma Moreno) que entre 2015 y 2018 tras bajar seis veces los impuestos. En concreto, la recaudación aumentó en 7.777 millones de euros (de 60.992 a 68.769), un 12,75%. Los datos proceden de los Cuadernos de Recaudación Tributaria de la Junta de Andalucía.

Para comparar con otras comunidades autónomas, se pueden emplear las cifras de ejecución del presupuesto que publica el Ministerio de Hacienda y Función Pública, con la salvedad que los datos de 2022 solo alcanzan a día de hoy hasta el mes de noviembre. Sumando los derechos reconocidos de los capítulos I, II y III de ingresos (es decir tanto los impuestos directos como los indirectos y las tasas) Andalucía presenta una diferencia entre ambos periodos de 5.404,9 millones de euros, toda vez que pasó de 62.620 a 68.025, es decir un incremento del 8,6%, mientras que la media nacional de todas las comunidades autónomas, está en el 13,8% de aumento.

La comunidad autónoma sólo supera a Asturias, Canarias (con un régimen fiscal notoriamente diferente al resto), Extremadura y Galicia e iguala a La Rioja y Castilla y León. El resto ha crecido en su capítulo de ingresos más que en Andalucía con Baleares, Cataluña, Madrid y Navarra, muy por encima del resto, dicho de otra manera, todas las comunidades autónomas han incrementado la recaudación en estos años (fruto del mayor crecimiento económico general), pero Andalucía lo ha hecho 5,2 puntos por debajo de la media. De modo que las bajadas de impuestos de la Junta de Andalucía, concentradas en las rentas altas, han tenido un significativo impacto recaudatorio. Si se extrapolan esos cinco puntos de diferencia, significaría que Andalucía podría haber recaudado 3.000 millones de euros más.

Si se pone el foco en los tributos cedidos gestionados por las comunidades autónomas, es decir Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentales, los ingresos crecen también en todos los territorios, pero en Andalucía han aumentado un 15%, menos de la mitad de la media nacional (33,3%), porque es donde se han concentrado la mayor parte de las rebajas fiscales decididas por el Gobierno de la Junta.

De hecho, si se tienen en cuenta los ingresos de 2018 y de 2022, éstos pasaron de 2.051 millones a 2.360 millones de euros, lo que supone un montante total de más de 308 millones, es decir, un 15% más. Este porcentaje sólo supera a los de Galicia que crece un 7,3% y a Extremadura que lo hace un punto por debajo. El resto de comunidades aumenta sus ingresos en un porcentaje notablemente mayor, llegando Murcia yBaleares a multiplicar por cuatro lo conseguido en Andalucía.

María Jesús Montero en la universidad Pablo de Olavide. María Jesús Montero en la universidad Pablo de Olavide.

María Jesús Montero en la universidad Pablo de Olavide. / Raúl Caro / EFE (Sevilla)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios