Andalucía

Juanma Moreno advierte que no puede haber "privilegios" entre comunidades en la desescalada

  • El presidente de la Junta ha insistido en que Granada y Málaga deben avanzar a la fase 3 el lunes 8 de junio con el resto de comunidades

  • Informa también de que el número de personas ingresadas por coronavirus son ya 99, tras recibir el alta 31 pacientes

El presidente andaluz, Juanma Moreno, en una imagen reciente. El presidente andaluz, Juanma Moreno, en una imagen reciente.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, en una imagen reciente. / EFE

Las comunidades autónomas tendrán mayor protagonismo en la gestión de la crisis del coronavirus en la última prórroga del estado de alarma, pactada ayer por el Gobierno con PNV y ERC. En ese contexto, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha reclamado a Pedro Sánchez "equidad" entre las comunidades en el reparto y la capacidad de gestión de los fondos europeos que llegarán para hacer frente a las necesidades derivadas de la pandemia.

A pesar de que, en privado, algunos miembros del Ejecutivo andaluz consideran lógico que el estado de alarma llegase hasta finales de junio, Moreno ha calificado de "innecesaria" la prórroga acordada por el Gobierno de Pedro Sánchez. "Las competencias se van a ir cediendo a las comunidades", ha explicado el presidente tras defender que "no puede haber privilegios entre unos territorios y otros".

"Andalucía no va a pasar por ahí; no vamos a ser más que nadie pero menos que nadie", ha advertido el mandatario andaluz en su comparecencia posterior a la videoconferencia semanal que mantienen el presidente del Gobierno y los líderes autonómicos. El mencionado pacto con los republicanos recoge que la Generalitat tendrá capacidad de decisión para distribuir los mencionados fondos para la reconstrucción, que en España podrían superar los 140.000 millones de euros entre préstamos y transferencias directas. Moreno aspira a que la Junta esté en la misma capacidad del Govern cuando llegue ese dinero.

El presidente de la Junta ha levantado la voz también sobre las diferencias en la gestión del ingreso mínimo vital, que estará transferida a Navarra y el País Vasco, pero no al resto de territorios. "No cuestionamos su necesidad", ha avanzado Moreno, pero ha mostrado su "sorpresa" por unas declaraciones del ministro José Luis Escrivá que decía que sólo las regiones forales están "capacitadas" para gestionar esta nueva prestación, que en Andalucía podría llegar a 700.000 personas según los cálculos iniciales.

"¿Las demás comunidades no están capacitadas?", ha planteado Moreno, que ha calificado de "imprudente" la postura mostrada por el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. "No puede eludir a las comunidades en una competencia exclusiva de ellas", ha señalado el presidente antes de recordar que hace ya más de un mes del último contacto entre Escrivá y Rocío Ruiz, su consejera homóloga en Andalucía.

Pase a la fase 3 de Granada y Málaga

El presidente de la Junta ha vuelto a reclamar que la comunidad avance de forma unitaria en la desescalada a partir del 8 de junio, cuando está fijado el avance a la fase 3 de las provincias mejor posicionadas. Moreno insiste en que Granada y Málaga, que alcanzan la fase dos este lunes, una semana después que el resto de territorios andaluces, deben permanecer sólo una semana en este nivel. "No cabe hacer distinciones entre porvincias uqe cumplen los requisitos", ha abundado el político malagueño

La tesis del Gobierno andaluz es que no existen datos objetivos que justifiquen el retraso de Granada y Málaga, ya que la incidencia del virus en estas provincias es menor que en otros territorios que llevan ya una semana en la fase 2. El problema radica en que, de momento, es obligatorio permanecer 14 días en cada etapa para comprobar que el levantamiento de restricciones no provoca rebrotes. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, abrió la puerta hace unas semanas a reducir este periodo, pero no ha habido avances en esta propuesta. 

Entre los datos utilizados por el jefe del Ejecutivo andaluz para justificar su reclamación sobre el avance en la desescalada, destaca que el número de personas ingresadas por coronavirus en Andalucía bajó ayer sábado del centener por primera vez desde el inicio de la pandemia. Concretamente quedan 99 pacientes en los hospitales andaluces, 65 de ellos en planta y 34 en UCI. Este sábado han recibido el alta 31 personas, el número más alto desde que comenzaron a descongestionarse los hospitales. 

"Andalucía tiene nueve veces menos incidencia que la media del resto del pais", ha dicho Moreno en su comparecencia posterior, en la que ha dado por superada la "fase crítica" de la pandemia. No obstante, el presidente andauz ha recordado que este verano se contratará "a más de 20.000 trabajadores en el ámbito sanitario", un 14% más que en plan estival del año pasado.

Moreno también ha reiterado a Sánchez otras reclamaciones que ya había realizado en videoconferencias previas, como el permiso a los ayuntamientos para que puedan utilizar sus remanentes y el superavit acumulado en los últimos años. "Si hay un momento en el que se pueda gastar ese dinero, ese momento es éste”, ha dicho el presidente andaluz, que esta semana se ha reunido con los alcaldes de las ocho capitales de provincias de la comunidad y lo hará próximamente con el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos.

En materia educativa, el jefe del Ejecutivo andaluz a insistido en la necesidad de planificar el inicio del curso escolar de forma coordinada. Moreno echa en falta uas directrices homogeneas en este ambito cuando sí las hay en otros asuntos como la apertura de playas o de establecimientos de hostelería. "No puede haber 17 modelos distintos", ha reiterado el dirigente popular, que ha pedido que el Gobierno "escuche" a las comunidades autónomas.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios