Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Bajada Masiva de Impuestos La Junta recauda 117 millones menos en sucesiones y actos jurídicos que en 2018

  • El balance completo de ingresos tributarios hasta el mes de noviembre es 101 millones superior al del ejercicio anterior

Los funcionarios de la Agencia Tributaria atienden a los usuarios en una oficina andaluza. Los funcionarios de la Agencia Tributaria atienden a los usuarios en una oficina andaluza.

Los funcionarios de la Agencia Tributaria atienden a los usuarios en una oficina andaluza. / M. G.

Confiaba el Gobierno de la Junta que lo que denominaron la "BMI" –bajada masiva de impuestos– serviría para estimular la economía andaluza. Aquel 9 de abril, día en que el Consejo de Gobierno presentó el decreto de la rebaja fiscal, las cifras sonreían y los números positivos se imponían a los negativos.

Bajar impuestos, defendían el portavoz, Elías Bendodo, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo, no haría sino favorecer la inversión foránea y aumentar la demanda interna, dos acciones que debían haber provocado pingües beneficios en ingresos. La recaudación acumulada hasta el mes de noviembre, a falta de uno solo para el cierre del ejercicio fiscal, no arroja tan óptimos resultados como se esperaba en San Telmo.

Sin contar con las liquidaciones aportadas por el Estado, la Junta de Andalucía ha ingresado hasta el mes undécimo un total de 14.919 millones de euros, lo que supone un aumento de 101 millones con respecto al mismo mes del ejercicio anterior (14.818 millones).

Este registro a todas luces positivo contrasta, no obstante, con el impacto que sobre la recaudación está teniendo hasta la fecha la bajada de impuestos, causante de una reducción de ingresos de 117 millones por la bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (-47 millones) y de las bajadas de los tipos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (-70 millones).

El balance neto de la subida recaudatoria total y la reducción por estos dos conceptos arrojan un saldo negativo de 16 millones.

Previsiones de Hacienda de abril

Este revés en la recaudación no estuvo contemplado en el documento de la Dirección General de Tributos y Financiación anexo al proyecto de aquel decreto de rebaja fiscal del mes de abril. Las previsiones entonces fueron que el impacto que tendría la reducción de las Transmisiones Patrimoniales y de los Actos Jurídicos Documentados sobre los ingresos sería de -1,6 millones al término del año, mientras que el impacto planeado por la práctica desaparición del Impuesto de Sucesiones y Donaciones sería de -38 millones.

Con los registros provisionales de la Consejería de Hacienda en la mano, la administración debería embolsarse en diciembre nueve millones en sucesiones y donaciones y otros 68,4 millones en transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados para cumplir con los impactos previstos ochos meses atrás después de la "BMI".

El análisis de la recaudación hasta noviembre arroja unos números de los que cabe destacar, en sus cifras más elevadas, el incremento del 9,3% en la tarifa autonómica del IRPF en comparación con 2018. A pesar de la rebaja general de los tipos del impuesto de la renta de las personas físicas aplicada por la Junta, los ingresos han subido 397 millones por tal concepto, aunque –aclaran los técnicos de Hacienda– hasta 2021 no se percibirán en el Presupuesto los efectos de tal rebaja fiscal.

En la otra cara de la moneda, es dable reseñar la acusada caída recaudatoria en el tributo sobre hidrocarburos (-159 millones) o los de otros ingresos de derecho público (-208 millones). Por ahora, sin embargo, sigue mandando el aumento de 101 millones con respecto a 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios