Huelva

Once cachorros nacen durante esta temporada en el centro de El Acebuche

Explicaciones del director del centro, Francisco Villaespesa. Explicaciones del director del centro, Francisco Villaespesa.

Explicaciones del director del centro, Francisco Villaespesa. / efe / epa / fernando calvo

Comentarios 1

Aunque la especie sigue estando catalogada por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza como "en peligro" y continúa siendo la especie de felino más amenazada del planeta, la situación actual poco tiene que ver con la de finales de 2003, cuando se inició el programa de cría del lince ibérico.

En aquel momento se estimaba que quedaban menos de 100 linces en el planeta -de los cuales sólo la mitad eran adultos con potencial reproductor- distribuidos entre dos poblaciones aisladas entre sí: Doñana y Sierra Morena. La especie se hallaba en un verdadero peligro de extinción, situación ante la cual un simple golpe de mala suerte (epidemia, fuego, etcétera) podría conducir al lince ibérico a su desaparición irreversible.

En la actualidad, y desde que naciera la primera camada en cautividad el 28 de marzo de 2005 en el centro de El Acebuche, ya son 485 los cachorros nacidos en la red de centros de cría del programa, de los que 236 han nacido en los centros gestionados por el Organismo Autónomo Parques Nacionales, 146 en El Acebuche y 90 en Zarza de Granadilla (Cáceres).

La temporada de cría terminó hace unas semanas con un resultado positivo, 39 nuevos cachorros, once de ellos en El Acebuche. El porcentaje de supervivencia de los cachorros ha sido del 80%, cifra superior al promedio de supervivencia de estos 14 años de programa, que es del 75%. Desde 2005 se han liberado 215 ejemplares en el medio natural procedentes del programa de cría, lo que ha duplicado las estimaciones iniciales del plan de acción para la cría en cautividad, que establecía la liberación de 104 cachorros a lo largo de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios