Andalucía

PP y Ciudadanos pactan 20 medidas para sus 100 primeros días de gobierno

  • Juan Marín aspira a poner en marcha la eliminación de los aforamientos en "apenas tres meses"

Los equipos negociadores de PP y Cs, liderados por Juanma Moreno y Juan Marín. Los equipos negociadores de PP y Cs, liderados por Juanma Moreno y Juan Marín.

Los equipos negociadores de PP y Cs, liderados por Juanma Moreno y Juan Marín. / EFE

PP y Ciudadanos ya han cerrado un preacuerdo programa de gobierno que quieren llevar a cabo en los próximos años. Ayer a última hora trascendió que la primera fase de las negociaciones estaba a punto de acabar y hoy Juan Marín ha sido el encargado de esbozar cuáles serán las 20 medidas que quieren poner en marcha en los primeros 100 días en San Telmo

A la misma hora, y en paralelo, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha hecho lo propio en la sede regional del partido, ampliando a "80 ó 90" las medidas pactadas para toda la legislatura con la formación naranja. Desde las filas populares han revelado que los citados 20 puntos que marcarán el orden del día de los primeros Consejos de Gobierno serán comunicados en las próximas horas. 

Los equipos liderados por Marta Bosquet (Ciudadanos) y Elías Bendodo (PP) han elaborado un "acuerdo firme" que recuperará algunas propuestas que ya estaban sobre la mesa en la pasada legislatura. Según ha explicado el líder de Ciudadanos, en los primeros 100 días se darán los primeros pasos para acabar con los aforamientos.

"Era lo que le pedíamos al PSOE y no podíamos no pedirlo ahora", ha reconocido Marín, quien ha asegurado que las medidas de regeneración democrática "han sido el principal obstáculo" en la negociación con el PP. En ese lote de propuestas destaca también la puesta en marcha de la oficina de lucha contra el fraude, que estaba en el pacto entre PSOE y Ciudadanos y sobre lo que ya existe incluso un decreto de creación redactado por el equipo de María Jesús Montero antes de convertirse en ministra de Hacienda. 

En el apartado de regeneración democrática figura también la decisión de apartar de su cargo a cualquier político que esté imputado en un caso de corrupción y la aprobación de una "ley de protección del denunciante". En este contexto hay que incluir un nuevo impulso para la comisión de investigación sobre la Faffe que se puso en marcha a finales de la legislatura pasada y decayó con la disolución de la Cámara.

Bajada del IRPF y eliminación de Sucesiones

En los 100 primeros días del hipotético gobierno de PP y Ciudadanos también se pondrá en marcha una nueva bajada del IRPF y la "certificación" de la eliminación del impuesto de Sucesiones y Donaciones. Eran dos de las prioridades de Juan Marín y Juanma Moreno, según habían adelantado durante la campaña, y serán sus medidas económicas estrella en su estreno en San Telmo.

Para poner en marcha estas bajadas fiscales no es necesaria la elaboración de un nuevo presupuesto, pero el nuevo Ejecutivo deberá decidir la prórroga de las cuentas vigentes, que están en vigor hasta el 31 de diciembre. Al ritmo que van las negociaciones, PP y Ciudadanos deberán dar los primero pasos con el presupuesto pactado en 2017 por socialistas y naranjas.

El resto de medidas que ha adelantado Juan Marín son la creación de una ley de despolitización de la Administración Publica y la puesta en marcha de un plan de choque para mejorar la situación del sector sanitario y un refuerzo de las políticas educativas. 

Negociación de la Mesa del Parlamento

Hoy comienza también la negociación para la formación de la Mesa del Parlamento, que debe elegirse el próximo 27 de diciembre, día de la sesión constitutiva de la Cámara en la XI Legislatura. La aspiración del líder naranja es que todos los grupos estén con voz y voto en el órgano que dirige el legislativo andaluz.

En el PP han añadido que, a partir de hoy y hasta el 27, las dos formaciones también acometerán el acuerdo de investidura, pese a que tal trámite parlamentario no se producirá hasta el mes de enero. Fuentes del PP han advertido que tanto el acuerdo para la formación de la Mesa y la elección de su presidente como las negociaciones de la Presidencia de la Junta serán acordadas conjuntamente.

Con esa petición negociará con Juanma Moreno y su equipo para después abrir las conversaciones con el resto de grupos. "Podemos está en la misma situación de Vox", ha dicho Marín cuando se le ha preguntado por la posible negociación para que el partido de Santiago Abascal entre en la Mesa.

La tesis de los naranjas es que, por el momento, los 47 escaños de PP y Ciudadanos son suficientes para armar un gobierno. Después, Marín y los suyos confían en la geometría variable. Su experiencia en los últimos tres años les permite confiar en que puedan sacar adelante sus políticas en la Cámara. "A lo largo de la legislatura habrá que hablar", ha dicho el dirigente regional que suele defender que muchas de ñas medidas que salen adelante en el Parlamento se aprueban por unanimidad.

A lo que no está dispuesto Juan Marín es a comenzar a repartirse el gobierno con el PP antes de que se llegue a un acuerdo para la Mesa. "Creo que esos no son los pasos", antes de insistir en que Ciudadanos "no excluirá a nadie" en la negociación del órgano rector de la Cámara, siempre que hayan pactado antes con el PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios