fraude en la formación

La Guardia Civil investiga el uso de una tarjeta de la Faffe en un club de alterne

  • El Gobierno andaluz habla de una "única tarjeta" en la que se gastaron 1.563 euros en tres años

  • Fuentes de la investigación apuntan que el gasto es un "dato valioso" para el caso

Ana Mestre. Ana Mestre.

Ana Mestre. / Jesus Morón

El Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil investiga si una tarjeta de crédito de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) fue utilizada en un club de alterne de Sevilla, así como si se cargaron a la misma gastos de comida, alojamiento o reparaciones de vehículos.

El Partido Popular, que ejerce la acusación popular en la macrocausa de los cursos de formación, denunció el pasado domingo la existencia de tarjetas black u opacas en la Faffe, y la vicesecretaria de Sociedad de Bienestar del PP, Ana Maestre, extendió la utilización de este tipo de tarjetas para el pago de los servicios de un club de alterne de Sevilla, en concreto, el pub Don Angelo.

Fuentes de la investigación confirmaron a este periódico que la posible utilización de una tarjeta de la Faffe en un club de alterne representa un "dato valioso" y explicaron que, aunque pueda tratarse del gasto de una pequeña cantidad, sí que pone de manifiesto hasta qué punto pudo producirse una utilización irregular de unas tarjetas que estaban previstas evidentemente para unas finalidades distintas a su utilización en un club de estas características.

La vicesecretaria de Sociedad del Bienestar del PP recuerda la declaración que la Guardia Civil tomó el 5 de noviembre de 2015 al propietario del establecimiento y añadió que los investigadores " no llaman a cualquier empresario a declarar; lo hacen por algún motivo, porque tienes indicios". En esa declaración, los agentes de la UCO preguntan al testigo por el tipo de servicio que se presta en este establecimiento, ubicado en la avenida de Manuel Siurot de la capital andaluza, y el empresario responde que "todos los relacionados con los propios de un bar de ocio para adultos (club de alterne)", aunque en ningún momento se cita el nombre de ningún posible usuario de esa tarjeta.

Sin embargo, en otra de las declaraciones testificales recopiladas por la UCO, de una mujer que trabajó como técnico en la dirección económica financiera de la Faffe, se cita expresamente que el entonces director de la fundación Fernando Villén era "el único que tendría tarjeta de crédito en la Faffe", que tenía un límite de 3.000 euros y era empleada para gastos de representación "única y exclusivamente".

El consejero andaluz de Empleo, Javier Carnero, aseguró ante la denuncia del PP que las liquidaciones de "una única" tarjeta que estaba asociada a la dirección de la Faffe ascendieron a 1.563 euros en tres años, entre 2008 y 2010. El consejero mostró la "absoluta colaboración" de la Junta con la investigación que desarrolla el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla y precisó que será el PP. "Este consejero hace lo que es su obligación, colaborar con el juzgado", indicó Carnero, que reconoció que sólo había una tarjeta asociada a Fernando Villén, mientras que el resto estaban limitadas para el repostaje de combustible. Los gastos de la tarjeta fueron de 359 euros en 2008, 607 en 2009, y 597 en el año 2010", según el consejero.

A finales de noviembre del año pasado, el juzgado pidió a la dirección general de Formación para el Empleo que facilitara a la UCO la operativa "sobre los pagos con tarjeta de los ingresos contables en efectivo de la caja" de la Faffe, pero, según denunció el PP, la Junta lleva "más de seis meses sin darle al juzgado la información que reclaman la UCO, la Fiscalía Anticorrupción, la juez y el PP".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios