Granada

Un informe de Justicia deja sin recorrido el último intento para buscar a Lorca

  • El estudio encargado por el Ministerio en colaboración con la Junta descarta la existencia de restos humanos en el Parque de Alfacar

Parque de Alfacar Parque de Alfacar

Parque de Alfacar

Comentarios 3

No será la política sino las evidencias científicas lo que va a dejar sin recorrido el último intento para buscar a Lorca en Alfacar. La iniciativa impulsada por el periodista Víctor Fernández, el experto en georradar Luis Avial y el hispanista Ian Gibson no sólo había logrado el visto bueno del anterior Ejecutivo andaluz sino que también contaba con todo el respaldo del equipo de Susana Díaz para afrontar el proyecto con recursos y “la mayor agilidad” en el marco del programa socialista de Memoria Democrática.

A la complejidad y lentitud de los trámites burocráticos, con el peso además de los dos intentos anteriores de búsqueda que desembocaron en un controvertido circo mediático, se unió el adelanto electoral del 2-D dejando en el aire el proyecto.

Antes del verano, el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, llegó a anunciar que el proyecto para intentar localizar los restos de Lorca se desarrollaría “en otoño” de ese mismo. Justo en julio, una comisión técnica valoraba que existían razones “suficientes” para emprender el proyecto en el Parque de Alfacar “al encontrar indicios de verosimilitud en la teoría de que, en los año 80, unos obreros encontraron unos restos humanos que fueron trasladados de manera clandestina a la fuente”. En ese momento, la Junta de Andalucía decidió pilotar el proceso y en pleno mes de agosto convocó el concurso público de la investigación.

Con la llegada del PP y Ciudadanos a San Telmo, reacios a los programas de recuperación de memoria histórica, y con la polémica incluso por su sustitución por una Ley de Concordia, los propios impulsores de la “tercera y última” búsqueda del autor de Yerma admitieron hace unos días a este diario que se “abría un gran interrogante” y temían por las posibilidades reales de que se llevara a cabo.

“Lo intentamos, ya no podrá ser”, decía con cierta frustración el periodista Víctor Fernández consciente además de que la propia familia del poeta, con Laura García-Lorca a la cabeza, siempre se ha mostrado en contra de los proyectos de búsqueda de sus restos.

Aunque hace unos días, el secretario de Estado de Justicia advertía desde Córdoba que el vuelco político en Andalucía no tenía por qué suponer un bloqueo del proyecto, el informe técnico que este martes ha dado a conocer el propio Ministerio viene a ratificar las limitadas opciones de que pueda abordarse.

“Un estudio encargado por Justicia descarta la presencia de restos humanos en el subsuelo del parque Federico García Lorca de Alfacar”. Con esta contundencia comunica el Gobierno el resultado de la investigación realizada por los expertos del Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada en el entorno de la fuente y que “permite descartar la existencia de restos humanos enterrados en su subsuelo”.

El informe fue remitido por los cuatro integrantes del equipo a la Dirección General para la Memoria Histórica este lunes una vez culminado el encargo que el Ministerio realizó en diciembre en colaboración con su homónima de la Consejería de Presidencia de la Junta “ante las informaciones sobre la existencia de restos humanos allí enterrados que habrían sido detectados durante las obras de construcción del recinto ajardinado”.

El radar utilizado ha permitido obtener “información solvente” sobre las distintas capas que presenta el terreno: una primera superficial, correspondiente al empedrado granadino, de unos 10 a 15 centímetros de profundidad; una segunda capa consistente en un cimiento con forjado de hierro de también unos 10 a 15 centímetros de espesor, y, debajo de las anteriores, una capa de regularización de grosor irregular bajo la que se encuentra el terreno natural.

El análisis de los radargramas (imágenes del subsuelo obtenidas mediante la emisión de pulsos de energía electromagnética en la banda de radio-frecuencia) concluye que no hay “anomalías” que permitan sospechar la presencia de restos humanos en el subsuelo.

Aunque en la nota remitida a los medios no se hace ninguna consideración política ni de gestión institucional sobre el futuro del proyecto, la contundencia del informe deja prácticamente sin salida el proyecto con el que el hispanista Ian Gibson intentaba recuperar su tesis inicial sobre el paradero de los restos del poeta.

Precisamente, la primera búsqueda oficial fue dirigida en 2009 por la entonces consejera Begoña Álvarez y partía de las hipótesis sostenidas por el historiador en su amplia biografía sobre Federico García Lorca. Después de aquel intento frustrado, se impulsó una segunda búsqueda en la zona del campo de instrucción en el entorno del barranco de Víznar que también culminó sin resultados.

El informe encargado ahora por parte del Ministerio y la Junta de Andalucía responde a la colaboración abierta en su día entre las dos direcciones generales de Memoria Histórica para buscar restos humanos enterrados en la época de la Guerra Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios