Diez años sin Marta del Castillo El puzle inacabado del caso Marta

  • Una década después del crimen de Marta del Castillo su cuerpo sigue sin aparecer, ya sea por los cambios de versión del único condenado o porque fuese cambiado de sitio después

El puzle inacabado del caso Marta El puzle inacabado del caso Marta

El puzle inacabado del caso Marta

EL próximo jueves se cumplen diez años del asesinato de Marta del Castillo, un caso que sacudió al país y que se cerró con un único condenado, Miguel Carcaño, y la absolución de los otros tres acusados. Con anterioridad, Javier García Marín, el Cuco, ya había sido condenado como encubridor del crimen.Diez años después, el puzle en el que se convirtió la investigación policial y judicial, marcada por los continuos cambios de versión del principal acusado, sigue inacabado, al menos en lo más importante para la familia: la recuperación de los restos de la joven sevillana.

Las personas más próximas a Miguel Carcaño durante toda la investigación y el proceso judicial han sido, sin duda, sus abogadas, Paloma Pérez Sendino y Mónica Gallardo Bejarano, quienes diez años después han relatado a este periódico sus impresiones sobre la situación actual de un caso que, por lo que se refiere a la actuación de la Justicia, recuerdan que ya está completamente cerrado, con una sentencia firme y en la que no cabe ya ninguna repetición del juicio, como ha solicitado ahora la familia de Marta.

Miguel Carcaño Miguel Carcaño

Miguel Carcaño

¿Miguel Carcaño sabe dónde está Marta?

Sus abogadas creen que no. “Pienso que él sabe dónde depositó el cuerpo, que será en algún sitio de los que él dijo, pero si no se encuentra es porque alguien lo ha movido”, asegura Paloma Pérez, que considera no obstante que por su dilatada experiencia en temas penales “casi al 99% la primera declaración ante la Policía tiene todos los visos de veracidad y aquí tanto Miguel como Samuel y el Cuco señalaron el río, con lo cual ésta debe ser la pista más fiable.

Mónica Gallardo coincide en que Miguel no sabe dónde está el cuerpo. “Creo que había algo de verdad en cada una de las declaraciones y muchas dosis de invención. Si supiéramos cuál es la pieza que falla a lo mejor se podría haber dado con el cuerpo”. Pero a estas alturas, prosigue la letrada, no cree que el cuerpo de Marta pueda ser localizado. “Ojalá aparezca, sobre todo por el daño causado a la familia. Creo que es lo justo que apareciera, para que la familia descanse a pesar de que nadie le vaya a devolver ya a su hija”, añade Gallardo.

Paloma Pérez Sendino. Paloma Pérez Sendino.

Paloma Pérez Sendino.

El Cuco y la versión sobre el hermano de Carcaño

Francisco Javier García Marín, el Cuco, ha asegurado esta misma semana en el programa de Ana Rosa de Telecinco que tampoco sabe dónde está el cuerpo de Marta del Castillo. En esa entrevista, el Cuco también se pronuncia sobre si Carcaño conoce el paradero del cuerpo. “Si ha sido el hermano el que lo ha hecho, evidentemente no creo que le vaya a dejar la llave para que le tire el castillo de naipes...”, afirma el joven desde la localidad francesa de Rognac, donde actualmente reside.

La opinión de Mónica Gallardo sobre estas manifestaciones es que “es factible lo que dice el Cuco, porque la verdad sólo la saben ellos”. La letrada recuerda que esa última versión de Carcaño, en la que decía que fue su hermano quien golpeó a Marta con la culata de un pistola fue lo que provocó la búsqueda del cuerpo en la finca Majaloba de La Rinconada, un rastreo en el que confiaban los investigadores y que fue autorizado por el juez que investigó el crimen, Francisco de Asís Molina. “La esperanza de todos estaba en encontrar el cuerpo, porque a Miguel ya no le podía pasar nada al estar confirmada su condena por el Tribunal Supremo. No tenía sentido que cambiara de declaración sin motivo y pensábamos que estaba arrepentido. Todo el mundo quería que Marta apareciera”, explica Mónica Gallardo.

Paloma insiste en que si el cuerpo apareciera ahora “no tendría ninguna consecuencia jurídica perniciosa, de agravamiento de la pena para el único condenado, sino que incluso le podría beneficiar si el hallazgo se produce gracias a una pista que ofreciera él, con lo cual sólo caben dos opciones: que Miguel no sepa dónde está el cuerpo o que la arrojaran al río y fuese inviable el hallazgo del cuerpo”.

Mónica Gallardo Bejarano. Mónica Gallardo Bejarano.

Mónica Gallardo Bejarano.

En este sentido, la letrada entiende que como pasaron 15 días hasta que se produjeron los arrestos de los jóvenes era “imposible ya que se encontrara el cuerpo, tanto por la extensión de la zona de búsqueda en el río como por las propias condiciones en las que éste se encontraba”, después del temporal que se produjo en aquellas fechas de finales de enero de 2009 y principios del mes de febrero.

Otra hipótesis, continúa Paloma Pérez, consiste en que como los arrestos tardaron en producirse 15 días, los tres implicados inicialmente –Miguel, Samuel Benítez y el Cuco– “se reunieran y bien por ellos mismos o inducidos por una cuarta persona, se pusieran de acuerdo sobre el paradero que tenían que dar al ser preguntados sobre el cuerpo. Desgraciadamente creo que no va a aparecer”.

Recuerda asimismo que aunque Carcaño es el “único autor” del crimen por lo que se refiere a la jurisdicción de adultos, en la jurisdicción de menores que condenó al Cuco como encubridor se dice que “Miguel, el Cuco y un tercero desconocido sacaron el cuerpo”.

El último contacto con Miguel en Herrera de la Mancha

Tanto Paloma Pérez como Mónica Gallardo llevan ya un buen tiempo sin visitar ni comunicarse con Miguel Carcaño, que cumple su condena de 21 años y tres meses de prisión en la cárcel de Herrera de la Mancha, ubicada en la provincia de Ciudad Real.

Las letradas lo visitaron en este centro penitenciario por última vez hace unos dos años aproximadamente, coincidiendo con el inicio de un nuevo rastreo por parte de la Policía Nacional, en este caso en la escombrera de la localidad de Camas, un lugar donde, recuerda Mónica Gallardo, Miguel Carcaño “nunca había dicho que había ocultado el cuerpo allí”.

En cambio, la búsqueda en la finca de Majaloba se inició porque “Miguel quería declarar y de hecho así lo hizo en una declaración que prestó en presencia de dos policías y de su letrada en la cárcel de Morón de la Frontera”, explica Mónica Gallardo. Es en esta nueva versión, la última que ha mantenido sobre cómo se produjo el crimen, donde Carcaño incrimina a su hermano, Francisco Javier Delgado.

Paloma Pérez recuerda que la última noticia que tiene de Miguel Carcaño se remonta a las Navidades de 2017, cuando el joven le escribió para felicitarle por estas fiestas. En esa carta, que era “muy corta”, explica la abogada, Carcaño le decía que “estaba bien” y le agradecía a su vez que lo hubiera felicitado.

Una concentración para reclamar Justicia Una concentración para reclamar Justicia

Una concentración para reclamar Justicia

A partir de esa fecha y durante el pasado año 2018, la defensora no ha vuelto a tener noticias de Carcaño, quien tan sólo unos meses antes, en febrero de 2017 había recibido en prisión al padre de Marta, Antonio del Castillo. El padre reveló entonces en declaraciones a los periodistas que el joven le había dicho que “su hermano había cambiado el cuerpo de sitio. Me contó que su hermano se hizo cargo de todo, que él se quedó paralizado, que el hermano fue a por el coche de su ex mujer, Rosa, que cogieron la silla para montarla en el vehículo y que su hermano fue a tiro hecho”, aseguró en aquel momento el padre de Marta, que añadió que Miguel insistía en la versión de que ocultaron el cadáver en la finca de Majaloba.

Cartas sin respuesta

Durante el año pasado, Paloma Pérez ha escrito en tres o cuatro ocasiones a Carcaño, con la intención de “removerlo por si hay alguna posibilidad de retomar la búsqueda, por si hubiera recordado algo más, pero nada”.

“Creo que Miguel Carcaño está ya aclimatado a su vida en prisión, está prisionizado y sólo espera cumplir su condena”, asevera la abogada, que considera que el joven va a cumplir esta pena “íntegra, como no ocurre con ningún preso y sin lograr ningún permiso”, a pesar de que desde que ha cumplido una cuarta parte de la pena tendría derecho a solicitar permisos de salida, otra cosa es que probablemente no se los concederían, teniendo en cuenta la gravedad de los hechos y sobre todo que no ha aparecido el cuerpo, lo que podría considerarse como un indicio de que no ha mostrado ningún arrepentimiento por el crimen cometido.

La abogada desconoce si durante este tiempo Carcaño ha podido pedir algún permiso, puesto que al estar interno en la cárcel de Herrera de la Mancha está bajo la jurisdicción del juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Ciudad Real y si el condenado tiene que hacer algún trámite ante este juzgado tendría que pedir que se le designara un letrado de oficio de esta localidad.

Un policía en la finca Majaloba de la Rinconada Un policía en la finca Majaloba de la Rinconada

Un policía en la finca Majaloba de la Rinconada

La pieza separada de la búsqueda sigue abierta

Donde sí continúa personada la defensora sevillana es en la pieza separada que se mantiene abierta en el juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla para la búsqueda del cuerpo de Marta, una pieza donde en los últimos años se han recibido numerosos testimonios y se han practicado diversas diligencias, todas ellas con un resultado infructuoso. Y todo apunta a que será muy complicado que algún día se cierre y los padres de Marta puedan descansar finalmente.

Cada aniversario del crimen que pasa, más se aleja esta posibilidad y el caso entra en la historia de las investigaciones malogradas porque, al menos desde el punto de vista de la Justicia, se cerró con un autor y una condena. Otra cosa es que esta solución no haya dado satisfacción ni respuesta a muchas incógnitas del puzle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios