Andalucía

La recuperación económica impulsa los ingresos tributarios de la Junta

  • La recaudación crece casi un 10% en 2016 por el avance de IVA e IRPF, que aportan dos tercios del total

  • Sucesiones cae un 3,3% y su peso en el conjunto de los impuestos se limita al 2,5%

La consejera María Jesús Montero durante un pleno en el Parlamento. La consejera María Jesús Montero durante un pleno en el Parlamento.

La consejera María Jesús Montero durante un pleno en el Parlamento. / josé manuel vidal / efe

Los ingresos tributarios de la Junta y sus agencias administrativas se recuperan de los estragos de la crisis económica. La Administración regional recaudó un total de 15.130 millones de euros en 2016, un 9,8% más que en el ejercicio anterior, según los datos provisionales de la Estadística de Recaudación Tributaria de la Consejería de Hacienda y Administración Pública. Si se descuentan las cantidades correspondientes a liquidaciones de ejercicios anteriores por las figuras tributarias cedidas gestionadas por el Estado, la cifra se reduce a 14.874 millones, lo que supone un avance del 5,4% respecto al ejercicio anterior.

Los impuestos estatales cedidos siguen siendo el pilar fundamental de los ingresos de la Junta. Entre ellos destacan dos figuras tributarias que son gestionadas por el Estado: el IVA y el IRPF. Ambas aportan prácticamente dos tercios de la recaudación y están muy ligados a la evolución del ciclo económico. Los ingresos por el IVA se sitúan en 5.600 millones, un 12,2% más, lo que evidencia la recuperación del consumo. La contrapartida de este impuesto, sobre el que la Junta no tiene capacidad normativa, es su falta de progresividad, pues afecta por igual a todos sus obligados independientemente de su poder adquisitivo.

El IRPF presenta una mejora pese al recorte de dos puntos en el tramo autonómicoLos impuestos especiales aportan más de 2.000 millones a las arcas de la Junta

El IRPF presenta un crecimiento del 11%, hasta los 4.610 millones de euros, aunque el avance se limita al 4,7% -4.379 millones- si se descuentan las liquidaciones de ejercicios anteriores. La mejora de la recaudación en el Impuesto de la Renta coincide con la entrada en vigor del recorte de dos puntos en el tramo autonómico, salvo para las rentas de más de 60.000 euros, que fue pactada por PSOE y Ciudadanos para aprobar los Presupuestos de la Junta de 2016.

El incremento de los ingresos por IRPF es una muestra clara de la mejora del mercado laboral andaluz. Gracias a la rebaja pactada en 2015, Andalucía dejó de tener los tipos de IRPF más altos de España, pero los tipos que muestra en su escala autonómica siguen siendo superiores a los de la estatal, sobre todo bases imponibles superiores a 35.200 euros. La Junta también mantiene un mayor número de tramos al entender que así garantiza una mejor progresividad en este tributo.

Los Impuestos Especiales de Fabricación, que también son gestionados por el Estado, aportan algo más de 2.000 millones de euros a las arcas de la Junta, un 6,5% más. La mayoría de estos tributos también están muy ligados a la mejora de la actividad económica. Bajo esta rúbrica se inscriben impuestos como el del alcohol, la cerveza, las albores del tabaco, o la tarifa autonómica del Impuesto sobre Hidrocarburos, entre otros.

Las figuras tributarias cedidas por el Estado y gestionadas por la Junta recaudaron 1.886 millones de euros en 2016, un 1,6% más que en el ejercicio anterior. Junto a Patrimonio, Transmisiones, Actos Jurídicos Documentados y la Tasa Fiscal sobre el Juego, es aquí donde se encuentra el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que presenta una caída del 3,3% hasta los 379,3 millones de euros y sólo supone el 2,5% de los ingresos tributarios de la Junta. Esta merma coincide con la entrada en vigor el pasado 1 de agosto del primer paquete de la reforma acordada el año pasado por el PSOE y Ciudadanos. Es previsible que su recaudación siga disminuyendo ostensiblemente a lo largo de 2017, pues el pasado 1 de enero entró en vigor la medida más importante de esa reforma: la elevación del mínimo exento hasta los 250.000 euros y la bonificación de los primeros 200.000 euros para las bases imponibles comprendidas entre 250.000 y 350.000, corrigiendo así el llamado "error de salto".

Por otra parte, los impuestos propios creados por la Junta tienen una aportación mucho más testimonial, en comparación con los cedidos. En total recaudaron casi 180 millones de euros, de los que 49,6 corresponden al Impuesto sobre Depósitos Bancarios, que fue armonizado por el Gobierno central y transfiere su recaudación a las comunidades. Otros 128,9 millones se deben a los impuestos ecológicos, con un peso predominante de los 120,3 millones imputados al Canon de Mejora, lo que supone un incremento del 15,8% respecto a 2015. Este tributo tiene carácter finalista, lo que significa que esos ingresos únicamente se pueden destinar a la mejora de infraestructuras hidráulicas. Dentro de los tributos ecológicos destaca la escasa aportación del impuesto a las bolsas de plástico, que apenas recaudó 365.605 euros, un 6,6% más que en 2015, pese a que se llegó a estimar unos ingresos de entre 75 y 80 millones anuales cuando fue aprobado en diciembre de 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios