Libros

Najat El Hachmi gana el Premio Nadal con 'El lunes nos querrán'

  • La autora retrata el camino hacia la libertad de dos mujeres de "la periferia de la periferia", pertenecientes a dos familias asentadas en los barrios de la emigración marroquí en Cataluña

La escritora española de origen marroquí Najat El Hachmi (Beni Sidel, 1979), este miércoles en Barcelona tras recibir el Premio Nadal. La escritora española de origen marroquí Najat El Hachmi (Beni Sidel, 1979), este miércoles en Barcelona tras recibir el Premio Nadal.

La escritora española de origen marroquí Najat El Hachmi (Beni Sidel, 1979), este miércoles en Barcelona tras recibir el Premio Nadal. / Pau Venteo (Europa Press)

La escritora española de origen marroquí Najat El Hachmi ha ganado este miércoles el Premio Nadal con El lunes nos querrán, una novela que narra la historia de dos mujeres de familias musulmanas, pertenecientes a "la periferia de la periferia", como ella misma ha apuntado, y sus respectivos y duros caminos para lograr la "libertad tanto a nivel familiar como laboral".

Con nacionalidad española desde 2006 y afincada desde los 8 años en Cataluña, El Hachmi ha querido dedicar el premio a todas las mujeres que "se salieron del camino recto para poder ser libres" y a las que "en pleno siglo XXI viven en condiciones en las que la libertad parece estar muy lejos".

En El lunes nos querrán la escritora sigue las vidas de dos jóvenes de dos familias musulmanas, una férreamente tradicional y otra de sensibilidad más abierta, que encuentran en su mutua amistad "el principal asidero para afrontar las dificultades". Ha explicado Najat El Hachmi que quiso en la novela mostrar ese contraste familiar de las protagonistas, con una familia más tradicional que ejerce una "presión brutal" sobre la hija y otra más permisiva en apariencia, lo que en todo caso no librará a su personaje de otras presiones "más allá de la familia, como el machismo y la precariedad laboral".

La novela, que será publicada por la editorial Destino el próximo 10 de febrero, es también un fresco de un "barrio de mayoría inmigrante y segregado urbanísticamente, en el que la emancipación e independencia de la mujer es fuertemente cuestionada". Las dos protagonistas intentan evitar la ruptura frontal con sus familias pero se sienten tremendamente frágiles al emprender caminos que en su entorno ninguna mujer ha tomado antes, tales como estudiar una carrera universitaria o tener un trabajo remunerado, ha explicado.

La autora se ha hecho con el prestigioso galardón con su primera novela escrita en español tras una serie de libros –entre ellos Jo també sóc catalana, La cazadora de cuerpos o La hija extranjera– que fueron escritos únicamente o en primer lugar en catalán y luego traducidas al castellano.

Najat El Hachmi ha reconocido que para ella ganar el Nadal tiene un valor especial porque "en su momento este premio supuso la posibilidad de que a través de la literatura se pudieran articular discursos alternativos a los discursos oficiales y Nada de Carmen Laforet es un buen ejemplo de ello". Y ha añadido: "Aunque hoy no existe la censura como cuando Laforet escribió, sí que hay muchas realidades que de facto son censuradas, porque se invisibilizan en los medios de más impacto o quedan fuera del foco por saturación".

Aunque se trata de su primera novela en español, El Hachmi ha explicado que la escribió casi simultáneamente en castellano y en catalán en "un proceso interesante e intenso en el que ambos manuscritos se nutrieron mutuamente", algo que tiene que ver con su propia experiencia y el haber conocido a mujeres como las que salen en la novela, que "hablaban indistintamente en catalán y en castellano". "Ha sido positivo para mí recuperar esa parte de la realidad y visibilizar esa realidad multilingüe en la que he vivido desde los 8 años", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios