Tenis

Davidovich, adiós a Montecarlo a las primeras de cambio

  • Derrota aplastante del malagueño frente a Karen Khachanov (6-2 y 6-2) en apenas hora y cuarto de partido

  • Defendía en el Principado la final de la pasada temporada

Davidovich se despide de Montecarlo

Davidovich se despide de Montecarlo / ATP

Alejando Davidovich se despide del Masters 1000 de Montecarlo, torneo en el que defendía final de la pasada temporada, apenas sin comparecer. Derrota abultada del malagueño frente al ruso Karen Khachanov por un doble 6-2, en solo hora y cuarto de partido. No tuvo opciones de poner aprietos al soviético, infinitamente superior, número doce del mundo. Había ganado el español en los dos enfrentamiento anteriores frente al moscovita, partido que sobre el papel era exigente al ser una primera ronda, pero no dio la talla un Davidovich que se despide a las primeras de cambio, con consecuencias en el ranking de la ATP, debería descender muchos puestos por los puntos que se van al limbo.

Con un break en contra de salida, a partir de ahí a remolque, sin poder meter presión a un Khachanov que llevó la manija del partido desde el primer punto. Sin opciones de recuperar el servicio en el primer set, argumentos tenísticos que no aparecieron, en un entorno donde Davidovich había alcanzado la cota más alta de su carrera, eso le ha podido pesar. El año pasado ganó en estas pistas a Novak Djokovic, Taylor Fritz o Grigor Dimitrov, tres de las mejores raquetas del mundo.

Siempre le ha costado a Davidovich mantener una versión fiable y solvente, un jugador con demasiadas caras, condición que hace imposible que explote todo su potencial, porque tenis tiene de sobra, con victorias en el circuito de mucho valor, pero al que le cuesta ser lineal, la constancia es el secreto para mantener el ranking que ahora posee, ahora es el 24. La próxima parada en el calendario será el Godó, otro escenario grande, y son semanas para aprovechar en el calendario al ser el malagueño un notable terrícola. Su bagaje en Montecarlo no ha podido ser peor, lo bueno del tenis que a la semana siguiente hay otra oportunidad

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios