Unicaja

Dean puede ser cabeza de turco

  • El club rastrea el mercado para encontrar un anotador de garantías, pero la oferta escasea · Berni estará fuera tres semanas y Saúl Blanco volverá a trabajar el lunes

La severa caída en Las Palmas propició un entrenamiento al mediodía del día 31, pocas horas después de regresar desde Canarias. La secuela fue ayer por la tarde, en otra sesión preparatoria para el encuentro de mañana ante el CB Granada. No atraviesa el mejor momento anímico la plantilla del Unicaja, que cuando se empezaba a ver fuerte, tras tres victorias a domicilio seguidas y situado en zona de play off, ha visto cómo el DKV Joventut y el Gran Canaria han traído los fantasmas de vuelta. Los de los malos resultados, porque los de las lesiones nunca se marcharon.

Berni Rodríguez y Saúl Blanco no jugarán mañana ante el CB Granada. El capitán resultó lesionado en Las Palmas. Un bloqueo de McDonald le mandó al suelo y los árbitros amenazaron con pitarle técnica por fingir. Berni tiene un esguince de grado dos en la articulación acromio-clavicular y rotura de fibras en la prolongación del músculo trapecio. El diagnóstico es que estará tres semanas ausente.

En la misma posición de Berni, la de escolta-alero, Saúl Blanco sigue sin recuperarse de la rotura de fibras en el gemelo interno de la pierna derecha. La semana pasada se le dio carta blanca para que volviera a trabajar con el grupo, pero se resintió y estará parado hasta el próximo lunes, cuando intetará de nuevo integrarse en la dinámica de grupo. En esta tesitura, Rafa Freire se concentra en el primer equipo en este fin de semana para dar una rotación más en la castigada línea exterior. De propina, Joel Freeland no ha entrenado desde el partido de Las Palmas por una distensión en el isquiotibial de la pierna derecha. Es duda para recibir al Granada y Augusto Lima está ahí en la recámara. Hoy intentará probarse en el último entrenamiento previo.

Los problemas llegan en una posición, la de escolta, que genera muchas dudas no sólo por los percances físicos. La lesión de Berni propició que en el Centro Insular jugaran no pocos minutos juntos Shammond Williams y Omar Cook. Mientras que Taquan Dean jugó sólo cuatro sin problemas físicos que reseñar.

Dean estaba llamado a ser el referente exterior del equipo en la anotación, pero no ha acabado de cuajar. Y su situación es cada vez más insostenible. Ha recibido varios toques de atención, tanto con palabras como con hechos. Poco se reprocha a su profesional actitud. Lo cual lleva a un problema más profundo. No es un jugador del gusto de Aíto, aunque haya tenido rachas anotadoras (encadenó cinco encuentros con 21 tantos de media) en las que haya parecido un jugador aprovechable. Unidimensional en el tiro, su concepción y comprensión del juego no casa con la idea del técnico. La dirección deportiva comparte esa impresión y, por ello, busca en el mercado un posible relevo de Dean. A estas alturas, aún a más de un mes vista de los últimos descartes de la NBA, no hay mirlos blanco, tampoco se encontraron en verano. Pero técnicos y directivos le han bajado el pulgar al estajanovista Taquan Dean, del que, paradójicamente, se necesita mucho en estos partidos debido a las ausencias de Berni Rodríguez y Saúl Blanco. No tiene mucho margen de maniobra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios