Deportes

Especialistas en 'encerronas'

  • Baha asegura que se siente muy cómodo en campos de dimensiones reducidas como el Escribano Castilla · El juego aéreo de Salva, que regresará a la lista, puede ser determinante

Mucho se ha hablado esta semana en Málaga de las reducidas dimensiones del Escribano Castilla (100x62), el estadio donde los blanquiazules pueden consumar el regreso a la élite del fútbol español si mañana derrotan al Granada 74 y el Alavés vence a la Real Sociedad. A pesar de que tanto Antonio Tapia, ex técnico del Granada 74 y del Málaga, y Paco Esteban, futbolista del equipo granadino, ya alertaron de que el terreno de juego puede condicionar el resultado final, el Málaga cuenta con dos argumentos muy poderosos en su vestuario que invitan al optimismo.

Baha y Salva, que hoy regresarán a la convocatoria, han demostrado durante su carrera profesional que se encuentran muy cómodos en este tipo de campos. En el caso del delantero franco marroquí, su juego explotó el año pasado en la Ponferradina, equipo que disputa sus partidos en un campo (El Toralín) que posee unas dimensiones incluso similares al Escribano Castilla. Además, como confesó ayer el de Remiremont, en este tipo de terrenos de juego se muestra muy a gusto: "El año pasado jugaba en un campo pequeño, El Toralín, y me gustaba mucho por las condiciones de mi juego". Además, esta campaña ya marcó en Ipurua, un estadio muy parecido al Escribano Castilla. No obstante, Baha, que regresará a la convocatoria tras su ausencia por sanción ante el Sevilla Atlético, aseguró que para ofrecer su mejor versión necesita que le lleguen más balones.

En cuanto a Salva, el maño también regresará a una convocatoria tras su ausencia por lesión en las últimas jornadas. Esta semana se ha ejercitado al mismo ritmo que sus compañeros y en función de cómo discurra el partido podría contar con minutos en la segunda parte. Además de su enorme experiencia, que puede ser clave en este momento tan determinante de la temporada, su rol se magnifica en partidos donde el juego aéreo y la estrategia pueden tener una importancia capital. Los dos entrenadores han vaticinado un partido muy complicado que se puede decidir por pequeños detalles en las áreas y si algo ha caracterizado al maño en su dilatada carrera profesional es su oportunismo.

Tanto Muñiz como sus jugadores han asegurado esta semana que tendrán que elevar al máximo la concentración en este tipo de acciones que pueden cambiar la suerte de un partido. Además, se da la circunstancia negativa que el equipo de Muñiz ha sufrido numerosos problemas esta campaña y que el Granada 74 cuenta con el ex malaguista Luque, un jugador muy peligroso en este tipo de acciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios