Golf

Jiménez hace historia en la catedral del golf

  • El malagueño consigue ganar el British Open senior en el mítico campo de St Andrews

  • Resistió el ataque de Langer en los últimos hoyos para levantar la legendaria jarra de clarete

Jiménez golpea desde la calle. Jiménez golpea desde la calle.

Jiménez golpea desde la calle. / @europeantour

Miguel Ángel Jiménez escribió en la catedral del golf una bella página, una más, en su carrera. En St Andrews, no hay campo más mítico, conquistó el malagueño el British Open senior (mayores de 50 años) tras un fenomenal fin de semana en el que ha liderado desde el viernes el torneo. Después de vencer en mayo en el Regions Tradition, el primer major senior para el golf nacional, Jiménez repite con un título simbólico. Allí ganó en 1984 Severiano Ballesteros su segundo Open.

 

Jiménez resistió en la última jornada el acoso del mítico Bernahrd Langer, multiganador de grandes a nivel absoluto y en senior. El circuito senior engloba a jugadores de trayectoria tremenda, algunos de ellos son capaces aún de competir con los más jóvenes a buen nivel. Da idea del seguimiento que tiene el circuito que Jiménez se embolsa con la victoria 314.000 dólares (algo menos de 300.000 euros).

El de Churriana contuvo los nervios en los últimos hoyos. Tuvo en putt para sentenciar con un birdie en el 15 que le hubiera dado cuatro golpes de ventaja. Pero no consiguió meterlo y Langer aumentó la presión con un birdie. Hizo bogey en el 16 Jiménez y debió jugar los dos últimos hoyos con sólo un golpe de ventaja. Tuvo el temple para hacer historia en St Andrews con una tarjeta de 69 golpes (-12), un impacto total menos que Langer (-11). Alza Jiménez la jarra de clarete, seguramente el trofeo más icónico del golf.

"Creo que es merecido el título, he jugado muy sólido, aunque al final he tenido que dominar la presión. Tenía tres golpes de ventaja y fallé un putt para irme, pero pasé un mal momento. En el siguiente hoyo fallé el putt para par y el corazón empezó a acelerarse. Pero supe ganar", explicaba Jiménez nada más acabar el torneo.

Visiblemente emocionado, el malagueño decía que "este triunfo supone ganar en la casa del golf, aquí todo el mundo quiere poner su nombre. Para mí supone mucho, Seve [Ballesteros] ganó su segundo Open aquí, es simbólico. Todos quieren ganar aquí, supone que mi nombre queda en la historia. Estoy muy feliz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios