Deportes

A Jesús Gámez le caen tres partidos de sanciónIsco, de héroe a rival justo un año después

  • Un error de la Federación hizo pensar que sólo era uno; el club quiere apelar pero no halla argumentos El pasado 13 de marzo entre su gol y el de Santa Cruz tumbaron al Oporto en Champions

Tal y como se esperaba, la sanción a Jesús Gámez fue de aúpa. Su roja en El Sadar y el menosprecio posterior a uno de los árbitros asistentes derivó en tres encuentros de castigo. Una cifra, no obstante, con la que ya contaban en el club tras haber estudiado de pe a pa el acta arbitral y el código disciplinario. Es más, hubo quien suspiró porque le podría haber caído otro partido más.

Hubo, no obstante, confusión entre los aficionados cuando la Federación Española, a través del Comité de Competición, hizo oficiales las sanciones de la jornada. Según su comunicado, el lateral únicamente recibía un partido de sanción por su expulsión por doble amonestación en Pamplona. Sin embargo, previamente ya había notificado al club de Martiricos los tres partidos, por lo que su error en la publicación sembró la duda.

Pero se confirmó la aplicación del artículo 117 y ello supondrá que el malaguista se quedará sin jugar contra Real Madrid, Celta y Espanyol. Igualmente, el zaguero tendrá que afrontar una multa de 600 euros, así como el club 350 por la roja vista. También quedó corroborada la amarilla que recibió Darder y que le impedirá jugar pasado mañana por cumplir ciclo de tarjetas.

El Málaga dispone desde ayer de diez días hábiles para presentar un recurso de apelación, si bien desde los servicios jurídicos de la entidad no tiene claro si lo harán o no. Era la intención para rebajar el castigo en al menos un encuentro, si bien la redacción del acta apenas ofrece resquicios para la protesta y todo apunta a que finalmente no harán nada.

Estos días se habla, y mucho, de Isco. Todo apunta a que pasado mañana pisará La Rosaleda como rival por primera vez y jugando como titular. Será extraña esa sensación. Se habla de ellos en los días previos y, cómo no, el azar salpimenta su visita, puesto que hoy se cumple un año de la remontada ante el Oporto en la Liga de Campeones y que significó el pase a los cuartos de final.

Aquella noche Isco empezó a desmadejar el duelo minutos antes de la llegada al descanso. Un gran tiro desde la frontal permitió igualar el 1-0 con el que llegaban los lusos de la ida. Ya en la segunda mitad, y con un hombre más en el campo, Santa Cruz puso el 2-0 y llevó la euforia a la grada. Isco, protagonista esa noche y unas cuantas más en Champions, está ansioso por que llegue el duelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios