HSBC World Rugby Sevens Series
  • Países de los cinco continentes coinciden en las series mundiales de Málaga, que podrá disfrutar de un deporte muy espectacular en vivo

Málaga, planeta rugby

Los capitanes de los países de la HSBC World Rugby Sevens Series posan en La Malagueta. Los capitanes de los países de la HSBC World Rugby Sevens Series posan en La Malagueta.

Los capitanes de los países de la HSBC World Rugby Sevens Series posan en La Malagueta.

javier albiñana

El rugby es deporte de tradición y protocolo. La playa, lugar donde se empieza a practicar en lugares recónditos del Pacífico donde es el rey, fue el escenario elegido para realizar la clásica foto con los capitanes y capitanas que presentaba de puertas afuera las HSBC World Rugby Sevens Series, que este fin de semana se celebran en el Ciudad de Málaga. Un evento de alcance planetario, con representantes de los cinco continentes. El atrezzo era inmejorable. Un día radiante, cielo azul limpio y luz de postal a mitad de enero. El motivo esencial de la fuerte apuesta de la Junta de Andalucía por organizar el torneo era exportar la imagen de la región. Las condiciones se dan.

Torremolinos es el centro neurálgico, allí están alojados todos los equipos, se intenta mantener una burbuja para evitar contagios, a 10 minutos del estadio. Pero a la vez hay dispersión a la hora de entrenar. Los equipos se reparten entre Málaga capital, reservando el terreno de juego para el evento, en la UMA, Guadalmar y el campo del Juval, el Pedro Barruezo. Y por la provincia, en Rincón de la Victoria, donde estuvieron las selecciones españolas y otras más durante 10 días, Cártama y Alhaurín de la Torre. Más los ensayos en el Bajondillo, al lado del hotel. Con la ayuda del Club de Rugby Málaga y numerosos voluntarios se intenta cumplir con todo lo que demanda un evento así. Sólo en jugadores hay casi medio millar de personas, más toda la organización. La inversión es alta pero se espera un retorno, pese a la pandemia, también elevado. Málaga y Sevilla entran en el circuito tomando el lugar de ciudades de Australia y Nueva Zelanda. La idea es aprovechar y meter la cabeza en próximas ediciones, para 2023 habrá una redistribución.

Los capitanes de la HSBC World Rugby Sevens Series. Los capitanes de la HSBC World Rugby Sevens Series.

Los capitanes de la HSBC World Rugby Sevens Series. / javier albiñana

Con algunas bajas de última hora por motivo del covid que aún tiene en el alambre el calendario, todo está en marcha. Faltan los all blacks, Nueva Zelanda, la marca más potente de este deporte por el covid, pero sí están, por ejemplo, los springboks de Sudáfrica. No hace tanto, en los 90, esa camiseta ayudó a remendar algo la fractura racial en el país y es una de las túnicas sagradas de este deporte. Siviwe Soyizwapi es el capitán del equipo y hablaba con Málaga Hoy sobre el torneo. “Hemos tenido una gran impresión, es la primera vez que organizan estas series en este país, es muy buena esta expansión. España es muy bonita, como Málaga, estamos contentos de estar aquí”, asegura, al tiempo que anima a la gente a acudir al estadio. “Ha habido, covid, cierres, aislamientos durante este año, es una gran oportunidad para disfrutar. El rugby 7 es muy excitante, la gente debe venir y ver los partidos pero también disfrutar del espectáculo alrededor. Pueden estar animando en un lugar exterior, la atmósfera en este deporte es muy especial. Estoy seguro de que quien vaya no se arrepentirá. El juego del 7 es muy emocionante, hay más acción en el césped, es más rápido, más dinámico. Requiere más habilidades y es muy vistoso, para el público es genial”.

“Es un privilegio increíble vestir esta camiseta, un honor tremendo. Nosotros siempre decimos que no es nuestra camiseta, sino una camiseta que te prestan y tienes el privilegio de vestir durante un tiempo porque tendrás que dejársela a alguien después. Y quieres dejarla en la mejor posición posible. Es lo que hace especial llevar esta camiseta”, explica de manera gráfica Soyizwapi sobre lo que significa ser un springbok.

Uno de los países pujantes en el rugby en general es Argentina, bronce olímpico en Tokio en la modalidad de seven. Su capitán es Gastón Revol. “Estamos muy bien, muy cómodos, nos encantó la ciudad, Málaga es muy linda. Estamos intentando disfrutar un poquito de las vistas, de la playa, mientras a la vez nos preparamos para el torneo. Intentamos hacer lo mismo que nos llevó al bronce en los Juegos, trabajando, esforzándonos, mejorando día a día. Nos preparamos para todos los torneos de la mejor manera y esperando los mejores resultados”, razona Revol, que anima a acudir al estadio, sabiendo que en la Costa del Sol hay una buena colonia argentina que apoyarán: “Si no conocen el rugby, lo mejor que pueden hacer es ir a ver el seven, les parecerá más divertido. Es un evento donde además del deporte se genera un ambiente de fiesta en las tribunas, lo van a pasar muy bien. Tengo muchos conocidos en la Costa del Sol, amigos que viven por acá y van a tratar de venir. Estamos contentos porque sabemos que vamos a tener mucho apoyo en las tribunas”.

Javier de Juan y Anne Fernández, capitanes de España. Javier de Juan y Anne Fernández, capitanes de España.

Javier de Juan y Anne Fernández, capitanes de España. / javier albiñana

Anne Fernández y Javier de Juan son los capitanes de España, Leones y Leonas. "Lo primero, es un torneo de clase mundial de rugby. Pero el que no lo siga normalmente es la oportunidad de ver a las mejores selecciones del mundo en un deporte en particular muy cerca de ellos, es un deporte muy dinámico, con poco tiempo en los partidos, los resultados oscilan mucho y en un momento empieza otro partido con un estilo de juego muy diferente, es muy entretenido”, explica el cordobés De Juan, algo que refrenda Fernández: “Se hace muy raro que se haga en España, es un gran paso para el rugby nacional, es un honor jugar en casa y estamos muy ilusionadas, nos va a dar mucha fuerza”.

“Llegamos bastante contentos con lo que hemos entrenado y los resultados que tuvimos en Dubái, aunque no se reflejaran 100% en la tabla. Las sensaciones fueron muy positivas, con ánimo de repetirlas y mejorarlas. Estamos muy concentrados e ilusionados. Estamos locos de ganas de jugar por primera vez en España”, dice De Juan. “Vamos en busca de buenas sensaciones, estoy segura de que los resultados acompañarán”, recalca Fernández.

Desde Escocia llega otra selección histórica, la del cardo en el escudo. James Farndale es su capitán. “Estamos en un lugar encantador. Venimos de Escocia, que hace un poco más de frío, y ver este sol... Los lugares para entrenar son muy buenos, desplazamientos cómodos, el hotel muy bien... Vamos a dar un paseo por Málaga para ver los lugares más interesantes, estamos disfrutando, es un lugar perfecto para estar”, explica el escocés de un sitio no ajeno a su país: “Málaga y la Costa del Sol son conocidas en Escocia por sus bonitas playas, por su clima, veo que la ciudad es muy bonita también. Venimos a jugar al rugby aquí, pero siempre es mejor estar en un ambiente bonito como es Málaga”.

Los trofeos de las HSBC World Rugby Sevens Series. Los trofeos de las HSBC World Rugby Sevens Series.

Los trofeos de las HSBC World Rugby Sevens Series. / javier albiñana

“Para Escocia es el primer torneo en unos años, antes competíamos como Gran Bretaña para ir a los Juegos Olímpicos. Jugar para Escocia de nuevo es una motivación para nosotros. Somos un equipo joven, seis o siete debutantes. Venimos con mucha energía y con ganas de vestir esta camiseta”, expone Farndale sobre lo que implica este torneo, al tiempo que anima a la gente a acudir al Ciudad de Málaga: “El rugby seven es una fiesta loca, hay un atmósfera tremenda. No es necesario ser un gran aficionado al rugby para disfrutar. Hay ensayos, carreras, placajes continuos... es una gran espectáculo. Animo a la gente de Málaga a venir, es una fiesta y seguro que disfrutarán. Nosotros solemos jugar en sitios donde el rugby no es el deporte más popular, precisamente por ello, para expandir este deporte en lugares distintos, para hacerlo más global. Me encanta que haya aficionados de España que puedan disfrutar de esto”.

Lucy Mullhall lidera a la selección femenina de Irlanda, otro país con enorme tradición rugbística. “El rugby seven es un deporte distinto, no es necesario conocer mucho para disfrutarlo, sobre todo por el ambiente que se crea, hay mucho entretenimiento. Y con este clima todo es más bonito. Yo no había estado nunca, pero otras chicas del equipo sí habían estado antes e incluso tienen familia aquí. Málaga está cerca de Irlanda, es un lugar muy conocido allí para ir de vacaciones”, señala Mulhall: “Es un torneo difícil, estamos en un grupo duro, jugamos contra España, que juegan en casa. Pero intentaremos hacerlo bien”.

Una muestra variada de lo que es este evento para los jugadores del rugby mundial que se exhiben desde mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios