Ciclismo | Flecha Brabanzona 2019 La fatiga evita que Maté se luzca en la Flecha Brabanzona

  • El ciclista malagueño se descolgó en los últimos metros acusado de ciertos calambres

Luis Ángel Maté, durante la prueba.

Luis Ángel Maté, durante la prueba. / Luis Ángel Maté

La Flecha Brabanzona era la última clásica belga de esta estación primaveral. Hasta allí se desplazó el malagueño Luis Ángel Maté con su equipo, Cofidis. El ciclista no pudo aguantar el ritmo de los favoritos en los últimos metros de la carrera, acusado de una fuerte fatiga, y entró por línea de meta a 49 segundos del holandés Van der Poel, vencedor de la clásica y nieto del mítico Raymond Poulidor.

Al malagueño le pasó factura la intensa y exigente Vuelta al País Vasco de la semana pasada, de la que no pudo recuperarse del todo. Pese a que arrancó con buenas sensaciones, los últimos kilómetros se le hicieron muy largos a Maté y acabó cediendo muchos metros hasta esa diferencia de 49 segundos. Su compañero de Cofidis, el francés Anthony Perez, fue el más rápido de su equipo entrando a 23 segundos de Van der Poel.

“Fue una carrera complicada. La verdad es que la Itzulia fue muy dura y hoy no tuve las mejores sensaciones. Intenté aguantar hasta el final para intentar hacer un buen puesto. Tanto Anthony como yo dimos el máximo después de una semana dura. Ahora intentaremos descansar para afrontar la Flecha Valona y la Lieja – Bastoña – Lieja en las mejores condiciones”, explicaba Maté tras entrar por línea de meta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios