málaga c. f.

Miku, hecho, y Caicedo, a punto

  • El Málaga cierra la cesión del venezolano después de que el Valencia lo traspasara al Getafe, mientras que el ecuatoriano se postula como el siguiente en llegar · Cuadrado negocia su salida de Martiricos

Una vez que los fastos navideños han quedado atrás, comienza para el Málaga el goteo de incorporaciones en este mercado invernal. El primero lleva el nombre de Miku, cuya cesión ha cerrado el club. El segundo tiene todo los visos de corresponder a Caicedo, al que le agradaba la opción de vestir los colores albicelestes. Con Eliseu existe acuerdo, no con el Lazio, pero es la tercera prioridad. Así las cosas, Juan Ramón López Muñiz podrá celebrar el próximo domingo una realidad que no se cristalizó ante el Sporting de Gijón: la llegada de alguno de los ansiados refuerzos.

La operación que traerá a Miku a La Rosaleda tiene una tercera parte implicada que se añade a Valencia y Málaga: Getafe. Aún no se ha hecho oficial, pero el venezolano ha sido contratado por el equipo azulón. Sin embargo, allí no jugará allí hasta la campaña que viene visto el overbooking de delanteros que hay en la escuadra de Míchel. Es por eso que el Getafe ha optado por cederlo a un Málaga que anda escaso en el apartado anotador. Miku, que no ha gozado de la confianza de Unai Emery, ve así cumplidos dos anhelos: sale de Mestalla como traspasado y disputará los minutos de los que no ha disfrutado hasta el momento.

El siguiente en llegar será Caicedo, cuyo préstamo ha apalabrado con el Manchester City la entidad presidida por Fernando Sanz. Tras el descarte de Abreu (que firmó por el Botafogo), el ariete ecuatoriano pasó a ser el elegido. El problema que retrasaba su llegada era el entendimiento en cuanto a la forma del pago de su ficha, la cual se repartían los citizens y el Sporting de Lisboa, que consiguió su cesión el pasado verano. En Martiricos, pese a todo, contaban con el interés de Caicedo, que conoce la ciudad ya que ha veraneado en la Costa del Sol.

El mercado de incorporaciones presenta un reverso: el capítulo de salidas. Solamente existe una ficha libre y le corresponde por contrato al lesionado Jordi Pablo (aunque en el club aseguran que serán los médicos los que tengan la última palabra sobre su reincorporación a la actividad competitiva). Por tanto, urge aligerar la nómina del plantel. Cuadrado, con gran cartel en Segunda División, está negociando la rescisión de los seis meses que le restan de contrata y el Cádiz, a la caza y captura de un central, aparece como su destino más factible. Asimismo, su caso afecta directamente a Miku y el resto de refuerzos, pues el Málaga no quiere rematarlos hasta que no disponga de plazas libres. No obstante, Joseba Díaz, agente del salmantino, reconoce al Diario de Cádiz las conversaciones con los blanquiazules para su desvinculación: "Estamos negociando con el Málaga y el Cádiz está muy bien situado para hacerse con el jugador, pero hay más equipos interesados en él".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios