Málaga cf

El 'Papelito' no quiere volar del Málaga

  • "Mi futuro está acá. Es un orgullo formar parte de este proyecto y hay que agarrarse a él", dice Sebastián Fernández

Dos meses y medio después de conseguir una salvación muy peleada y, tras un verano en el que el club de Martiricos no ha cesado de generar ilusión con los nuevos y pomposos fichajes, los minutos en el Málaga se han puesto más caros que nunca. Los hombres que sufrieron durante toda la temporada pasada por mantener al equipo pueden dar fe de ello. Algunos ya no están, otros van por ese camino, pero quien ayer aseguró no querer tomarlo es Sebastián Fernández.

El urugayo, uno de los predilectos de la grada por su entrega hasta la extenuación, se rebela ante los que piensan que la camiseta de titular con la que acabó la última campaña no le pertenece y tiró de ironía para mostrar su optimismo: "¿Por qué le tengo que quitar el puesto a ellos [refiriéndose a las nuevas incorporaciones] y no ellos a mí, que soy el que ya estaba?". Eso sí, el ex de Banfield reconoce la competencia que habrá para jugar esta temporada, pero destila optimismo al hablar de ello: "La competitividad siempre es buena y permite que la calidad del equipo suba para luchar por grandes objetivos".

En menos de una temporada, Papelito pasó de ser el fichaje más caro de la historia del club a verse en medios argentinos, la liga de donde procede, vinculado con equipos de aquel país. En este contexto, el uruguayo asegura que por su mente no pasa moverse de Málaga. "Mi futuro está acá, es un orgullo y un placer formar parte de esta plantilla tan ilusionante. Quiero agarrarme al proyecto", comentó el jugador blanquiazul, que se reafirmó inmediatamente: "No hay nada de lo que se ha hablado. Me quiero quedar en Málaga y aprender de mis compañeros".

Está claro que Sebastián Fernández en lo que quiere centrar su pensamiento es en prepararse para el debut liguero. El Barcelona es como un dulce para cualquiera: "Me encanta jugar este tipo de partidos. Es ilusionante, y más este año, poder enfrentarte a equipos así".

El charrúa se incorporó a la pretemporada malaguista el pasado 18 de julio tras tener unos días más de vacaciones ya que estuvo preseleccionado con Uruguay para disputar la Copa América, aunque fue descartado a última hora por su seleccionador, Óscar Tabárez. Al respecto, despejó cualquier tipo de dudas por su estado de forma, aunque reconoció que todavía le falta para estar en su mejor forma física. "Estoy a buen nivel. Tenía miedo de que me costase seguir el ritmo de mis compañeros, pero el físico me está respondiendo", aclaró el último goleador malaguista en la competición doméstica.

El de ayer fue un día especial para el vestuario blanquiazul, ya que dos integrantes de la plantilla se incorporaron a los entrenamientos: Juanmi y Rondón, ambos protagonistas este verano. Con ellos se amplía la competencia en la zona de influencia del uruguayo, quien, pese a no haberse mostrado acertado con la portería contraria en los partidos de preparación que ha disputado, garantiza inconformismo bien entendido: "Estoy preparado para jugar y el entrenador lo sabe. Voy a luchar por el puesto".

El delantero viajará esta tarde con el resto del equipo para disputar el Trofeo Carranza en Cádiz, en el que los de Pellegrini disputarán la mañana la segunda semifinal mañana ante el Sporting de Portugal. Y en la mente de Papelito, un mismo objetivo: "Es un torneo importante de verano, un ensayo más para el campeonato, en el que no importa el resultado sino la preparación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios