Deportes

Reunión clave para el futuro de la Euroliga en Suiza

  • Representantes de la FIBA, la Euroliga y de los principales clubes se ven en Mies para dialogar.

El futuro del baloncesto de clubes tiene hoy una cita clave en Mies, localidad suiza cercana a Ginebra donde tiene su sede la FIBA. Allí se reúnen representantes del máximo organismo en su división europea, de la Euroliga y una representación de los clubes más importantes. Sobre la mesa, la futura máxima competición continental. Los clubes deben decidir si continúan con la actual estructura o vuelven al redil de la FIBA, que seduce con promesas de una mayor distribución de ingresos entre los participantes y una mayor difusión.

Como ya se relató la semana pasada, la Euroliga propone una competición con 16 equipos, que se enfrentarían en una liga única a ida y vuelta para completar 30 partidos. Después, un play off al mejor de tres entre los ocho mejores. Los cuatro ganadores irían a la Final Four. Ocho clubes tendrían su plaza garantizada. Madrid y Barcelona (España), Olympiacos y Panathinaikos (Grecia), Anadolu Efes y Fenerbahce (Turquía), Maccabi Tel Aviv (Israel) y CSKA Moscú (Rusia). Además, irían los campeones de Lituania, Francia, Alemania e Italia y 28 equipos (al menos 23 de ellos campeones de sus países) jugarían una fase previa para conseguir una de las restantes cuatro plazas.

Desde la perspectiva del Unicaja, ser el mejor equipo en la Liga Endesa aparte del Madrid y el Barcelona se antoja vital esta temporada. Los clubes tienen potestad para seguir como hasta ahora o unirse a la FIBA, de la que se desligaron en 2001 totalmente, tras una temporada de transición (2000/01) en la que coexistieron dos competiciones.

En el fondo, según asegura toda persona del mundillo del baloncesto a quien se pregunta, es cuestión de dinero. La Euroliga ha elevado este año la cantidad a percibir por los clubes, pero la FIBA, de entrada, garantiza 30 millones de euros a repartir cada temporada por los clubes. Triplicaría lo que esta temporada se va a dividir (no llega a los 10 millones). El presidente de la FEB, José Luis Sáez, publicaba ayer una carta en la que abogaba por la reunificación. El Unicaja está atento a la situación. Los clubes del Este son más proclives a los cantos de sirena de la FIBA. Como se diría en Jerry Maguire, todo se reduce a "Show me the money".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios