Fútbol | Del Puerto Malagueño al Atlético

Simeone dio la alternativa al malagueño Joaquín Muñoz

  • A sus 19 años, el extremo jugó sus primeros minutos oficiales con el equipo colchonero en Huesca

Joaquín Muñoz encara en el Huesca-Atlético de Madrid. Joaquín Muñoz encara en el Huesca-Atlético de Madrid.

Joaquín Muñoz encara en el Huesca-Atlético de Madrid. / @atleti

El Alcoraz de Huesca se convirtió el sábado en el escenario del debut oficial de Joaquín Muñoz Benavides (Málaga, 1999) con la camiseta del Atlético de Madrid. Un momento especial para un jugador que el año pasado explotó con el juvenil atlético que consiguió la Copa de Campeones y la Copa del Rey. Ha trabajado regularmente a las órdenes de Simeone, hizo la pretemporada y marcó un gol, pero ahora le llegó la alternativa definitiva. Jugó los últimos minutos en sustitución de Lemar.

Criado desde alevines en el Puerto Malagueño, señero club de cantera de la capital (Francis y Junior, ahora ambos en el Betis, son dos de sus últimas perlas), fue reclutado por la cantera colchonera tras un espectacular año cadete en el que el fue subcampeón de Andalucía tras caer en la final con el Sevilla. Entrenaba a aquel equipo Álex Acejo, el año pasado en el San Félix que bordeó la final de la Copa del Rey de juveniles y ahora en el Sevilla que lidera con solvencia el Grupo IV de la División de Honor juvenil. Con él se fue su hermano Rafa, que jugó tres temporadas en el filial rojiblanco, donde fue capitán. Regresó este verano al Marbella.

Joaquín es un extremo que puede jugar por las dos bandas. De 1.72 metros, es muy técnico en espacios cortos y alta facilidad de desborde. Su tramo final de temporada con el Atlético, con el que fue protagonista en el título de Copa con recitales ante Barcelona, Athletic y Madrid en la final, le terminaron de poner en el escaparate. Acababa contrato y varios clubes, por ejemplo el Betis, pujaron por sus servicios. Finalmente, renovó hasta 2021 con el club del Wanda. Lleva sus asuntos Pedro Bravo.

Muñoz está descollando también en el filial rojiblanco en Segunda B. De hecho, ayer participó, pocas horas después de su debut, en la victoria en el derbi contra el Castilla (1-3). Ha jugado 16 partidos esta temporada y ha marcado cinco goles. Ha ampliado su rango de acción y visión de juego en su crecimiento como jugador. Parece complicado hacerse un hueco en este exigente Atlético, pero tiene las herramientas para convertirse en un jugador malagueño más en la élite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios