Fútbol Sala

El BeSoccer UMA Antequera bordea otra gesta (4-4)

  • El BeSoccer completa un partido ejemplar e iguala a falta de 17 segundos para llevar la semifinal de la Supercopa de España a los penaltis, donde el Movistar Inter estuvo más certero para llegar a la final

  • En la tanda, 4-1 a favor de los madrileños, que contaron con un Jesús Velasco estelar

  • Las fotos del partido

Miguel Conde, Cone y Cecilio, tras el partido.

Miguel Conde, Cone y Cecilio, tras el partido. / RFEF

En un partido de locura, el BeSoccer UMA Antequera tocó con los dedos otra gesta. Se quedó en la orilla y perdió en la tanda de penaltis de las semifinales de la Supercopa de España ante el Movistar Inter (4-4 en los 40 minutos y 4-1 para los madrileños en los tiros desde seis metros). Magnífica imagen otra vez de los universitarios en el gran foco del fútbol sala español, ofreciendo máximas resistencia al equipo más laureado de la competición. Siempre hubo sólo un gol de diferencia, siempre con el Inter marcando antes. Y siempre volviendo el UMA, que igualó a falta de 17 segundos para mandar el partido a los penaltis. Ahí, Jesús Velasco se hizo gigante y paró los penaltis de Pablo Ordóñez y Cobarro. En cualquier caso, sombrerazo para el BeSoccer.

Como era de esperar, el peso del partido lo llevaba el Inter Movistar, un equipo con más de una quincena de títulos en esta competición y extremada experiencia en estas lides, con refuerzos recientes además. Parecía superior y más cerca del gol el equipo madrileño, pero el BeSoccer tenía a un Cone inspiradísimo bajo palos, que repelía cualquier disparo lejano, la fórmula que solía emplear el rival.

Conforme fueron pasando los minutos, el conjunto malagueño se fue descolgando más y llegando a la meta rival. Cobarro, Óscar, por dos veces, y Miguel, en un potente tiro de falta, rondaron el tanto. Un poste del Inter con Cone desplazado fue la ocasión más clara para los madrileños, pero se habían equilibrado las fuerzas tras 20 minutos de partido, sin goles, pero con mucho dinamismo y ocasiones.

La segunda mitad, en cambio, comenzó loca. En la primera ocasión, Cecilio batía a Cone para poner en ventaja al Movistar, pero la reacción fue bastante rápida. En el segundo minuto, tras una falta sobre Pablo Ramírez, un taponazo raso de Miguel Conde batía al meta madrileño, que tocaba con el pie pero no podía evitar la igualada. Era importante marcar rápido para reponerse mentalmente y lo hicieron los de Tete. Pero no tardó el Movistar en dar de nuevo, Cone sacó como pudo un disparo de Raya desviado por Pope y el balón muerto a media altura fue remachado por Drahovský con la rodilla. Había un factor fundamental y era que al UMA le habían señalizado varias faltas y ello limitaba a la hora de defender.

No obstante, el BeSoccer siempre vuelve. Mediado el periodo, jugada desde la banda, Miguel Conde que la pica ante la salida del defensor con la derecha y con la izquierda empata para batir a Velasco. 2-2 y 10 minutos por jugar con todo abierto. Otro pase del capitán a Pablo Ordóñez dejaba al jiennense solo ante el meta rival y era derribado tras el remate por la zaga. Pidió el VAR Tete y los árbitros decretaron penalti. Conde lanzó y le hizo un paradón Jesús. El partido había enloquecido. En la siguiente jugada, centro de Rubi de volea y gol en propia puerta de Álvaro Quevedo para colocar el 3-2 en el marcador a falta de ocho minutos. Del 2-3 al 3-2 en un parpadeo.

A falta de cinco minutos, Tete ordenó sacar al quinto jugador para vaciar la portería e ir a por todas con el empate. Fueron momentos de asedio a la meta madrileña. Tiempo muerto de Tete a dos minutos y medio y la respuesta es fulminante. El Movistar no huele la bola y Burrito asiste a David Ramos. 3-3 con 120 segundos por jugar. A falta de 50 segundos, otro golpe del Movistar. Jugada de Tripoli, que dispara, Cone no sujeta y Cecilio rompe la igualdad en el marcador.

Pero le quedaba una bala más al BeSoccer UMA Antequera. Burrito fuerza una falta a 20 segundos que lleva aparejada la expulsión de Raya. Jugada ensayada con cinco contra tres. La toca Conde para Burrito, que la pone en el segundo palo, la toca Pablo Ramírez y el balón al poste. Aparece el Pichichi Cobarro para igualar a 17 segundos. Euforia malagueña, para aguantar el marcador y mandar el partido directamente a los penaltis.

En la muerte súbita, marcaron Tripoli, Cecilio, Raúl Gómez y Eric Martel en el Movistar. En el UMA metió sólo Quique Hernando y fallaron Pablo Ordóñez y Cobarro ante un gigante Jesús Velasco, con lo que el 4-1 metía al Inter en la final, aunque sudó tinta para vencer al orgulloso grupo de chavales dirigido por Tete, que derrochó pundonor y buen juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios