españa | Liechtenstein

Un divertido arranque

  • La selección entrenada por Lopetegui bate a Liechtenstein, el rival más débil del grupo, en el camino hacia el Mundial de Rusia El éxtasis llegó en la segunda mitad, con siete goles

La selección española se divirtió y goleó por un escandaloso 8-0 a Liechtenstein en su debut en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, un resultado que explicó su clara superioridad ante un rival muy pequeño, que aún no conoce lo que es celebrar un gol ante los españoles (31-0 es el balance de los enfrentamientos entre ambos combinados).

Dos goles de Diego Costa, otros dos de Morata, dos más de Silva, uno de Vitolo y uno más de Sergi Roberto explicaron qué sucedió en León, donde España encontró siete tantos en una segunda parte que asistió a un juego fluido del combinado de Julen Lopetegui.

En la primera parte, los hinchas españoles se encontraron con el tipo de partido que no emociona. Liechtenstein aceptó su evidente inferioridad y defendió por acumulación, con todos sus jugadores en área propia intentando despejar lo más lejos posible cada pelota. A cambio, España lo probó todo, pero a poca velocidad. La selección de Lopetegui acaparó un 75% de posesión en la primera mitad, circunstancia que no se tradujo en ocasiones. Sólo hizo un disparo a portería antes del descanso, que fue el gol.

Éste llegó muy temprano, a los diez minutos, y fue en una jugada a balón parado muy mal defendida por Liechtenstein. Koke puso el balón en el área y Diego Costa remató de cabeza desde muy cerca. Fue el segundo gol del hispano-brasileño con la selección. No lo celebró demasiado.

España intentó mover el balón por todas las zonas del campo, pero le faltó profundidad e imaginación. Fue muy poco ocurrente con sus acciones y le faltó variedad. También desborde en el uno contra uno y disparos lejanos, una opción que sigue estando infrautilizada para la selección española. Antes y ahora.

Con cierta desgana y ninguna excitación llegó el descanso. Muy diferente fue la segunda mitad, en la que Lopetegui quitó a un desafortunado Thiago para poner a Nolito, subir a Sergi Roberto al centro del campo y jugar con sólo tres defensas. Para qué más. Un cambio que aclaró el panorama.

El pastel se abrió con otra jugada de peligro a balón parado. Fue una falta directa que Koke estrelló en un palo. Tres minutos más tarde llegaría el segundo gol español, el primero de Sergi Roberto con la selección absoluta. Nolito dibujó un pase espectacular que aprovechó con calidad el jugador del Barcelona.

Cuatro minutos después ocurrió el tercer gol español, obra de Silva tras un nueva asistencia de Vitolo, y un minuto más tarde fue el propio Vitolo quien marcó a pase esta vez de Silva.

Fueron minutos vibrantes del equipo de Lopetegui ante un rival mucho más que menor. A los 66 minutos llegó el quinto gol, con nueva autoría de Diego Costa, entre el clamor local, que se divirtió mucho en la segunda parte.

A los 68 minutos entró Morata en lugar de Costa y el delantero del Real Madrid no desaprovechó la oportunidad. Hizo dos goles, en los minutos 82 y 83, con plena colaboración de un rival que vivió una segunda parte de pesadilla. Ya en el descuento Silva cerró la cuenta anotadora.

Con esta goleada, previsible a todas luces por la diferencia entre ambos combinados, España abrió su camino hacia el Mundial con un triunfo lógico ante la peor selección del grupo, pero el buen número de goles y las sensaciones transmitidas revitalizaron el ánimo de una hinchada que encontró motivos para volver a creer, por más que delante tuviera un rival como Liechtenstein.

España: De Gea; Sergi Roberto, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Thiago, Koke; Vitolo (Asensio, 79'), Silva y Diego Costa (Morata, 68'). Liechtenstein: Jehle; Rechsteinet (Yildiz, 71'), Polverino, Kaufmann, Goppel; Martin Buchel, Marcel Buchel, Salanovic (Wolfinger, 78'), Wieser, Burgmeier; y Nicolas Hasler Goles: 1-0 (10') Diego Costa. 2-0 (55') Sergi Roberto. 3-0 (59') Silva. 4-0 (60') Vitolo. 5-0 (66') Diego Costa. 6-0 (82') Morata. 7-0 (83') Morata. 8-0 (92') Silva. Árbitro: Lee Evans (galés). Amonestó a Kaufmann, Polverino y Haser. Incidencias: Primer encuentro del Grupo G, Reino de León, 13.450 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios