Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Deportes

La plantilla gana en calidad y en profundidad

  • Kuzminskas y Markovic se confirman entre los 12 del Mundial y Golubovic acaba hoy el PreeuropeoCinco jugadores teóricos para la posiciones de escolta y alero, pero posibilidades polivalentes

El mensaje de Joan Plaza el pasado lunes no era casual, era algo que venía mascullando desde tiempo atrás. Aunque el diálogo es constante con las altas esferas no siempre hay buena sintonía. Considera que está en un año trascendente para el club y que pasar de seis jugadores en la posición de escolta y alero, admitida la sobrepoblación, a cuatro era demasiado poco. La llegada de Vasileiadis paliará ese déficit y añadirá calidad y profundidad a la plantilla.

Una de las razones por las que Plaza ha visto en el griego una pieza idónea para completar la plantilla es que casa con cualquiera de los otros cuatro exteriores a la vez en pista. Puede revolucionar junto a Dragic, abrir el campo a la vez que Toolson y dar características diferentes a las de Kuzminskas y Suárez. No es casual tampoco que Plaza aludiera a que Will Thomas puede jugar como cuatro y como cinco. La configuración de la nueva plantilla igual propicia que Suárez se desenvuelva más tiempo como cuatro, algo que ya hizo con cierta frecuencia el año pasado, especialmente con las recurrentes lesiones de Caner-Medley, pero también rivales con jugadores móviles en esa posición y en los finales apretados.

Vasileiadis añade tiro, capacidad ofensiva y una pizca de carácter. No estuvo demasiado tiempo en Málaga, pero dejó un grato recuerdo. Estuvo en las plantillas de la Liga y la Final Four de Atenas. Y añade a un jugador con 168 partidos de experiencia en la ACB y 60 de Euroliga, que la pasada temporada promedió 10.9 puntos en la máxima competición europea y que desde el sábado jugará el Mundial. Se cotizarán caros los minutos en el juego exterior, pero se gana potencial para afrontar el ritmo duro de dos encuentros en 48 horas por semanas ante el que se perfilará el Unicaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios