Resultado y crónica del Iberoquinoa Antequera-UBU San Pablo Burgos El Iberoquinoa Antequera es de Asobal (23-22)

  • El equipo malagueño se impone en casa al UBU San Pablo Burgos y asciende a la máxima categoría

Plantilla y cuerpo técnico del Iberoquinoa Antequera celebra el ascenso.

Plantilla y cuerpo técnico del Iberoquinoa Antequera celebra el ascenso. / m. g.

Momento de máximo esplendor para el balonmano malagueño en una temporada histórica. El Rincón Fertilidad Málaga levantó tres títulos y el Iberoquinoa Antequera ascendió este domingo a la Asobal. Tras varios intentos frustrados en el pasado reciente, el club malagueño ya está en la élite. Málaga recupera después de tiempo a un equipo en la máxima categoría masculina. Una ciudad que leva degustándola de manera intermitente con el fútbol sala. Cumplieron con nota los de Lorenzo Ruiz, que tenían que ganar para subir. Y lo hicieron, no sin sufrimiento, en el Fernando Argüelles. Se impusieron por la mínima al UBU San Pablo Burgos (23-22). 

Le costó de entrada a los antequeranos, seguramente superados por las circunstancias en un pabellón con varios centenares de aficionados. Con todo preparado para festejar un ascenso, aunque antes había que cumplir en la pista. Los burgaleses salieron cómodos, sin presión, y se notó. Abrían hueco en los primeros 10 minutos con un parcial de 1-5 y los locales se perdían en protestas y estaban fuera del ritmo del encuentro. Pero un tiempo muerto les hizo cambiar el chip. Y comenzaron a invertir la cuesta para peldaño a peldaño ir construyendo una victoria inolvidable en los anales del club. Para el 20 ya el choque estaba en empate (8-8), lo que da alcance de cómo cambió el panorama. 

Y siguió empujando el Iberoquinoa Antequera, en una versión contundente y práctica. Estiraba hasta el 13-8, que era una renta ya holgada. El colchón parecía suficiente y lo terminó siendo, pero aún quedaba mucho por delante. El San Pablo Burgos recortaba al descanso y se iba a vestuarios metido en el partido (14-11). Pero los malagueños ya no levantaron el pie. Espoleados por un gran Nacho Soto, terminó con seis goles, llegaron a estar arriba por 19-14. La ventaja parecía grande, pero en los últimos minutos los visitantes aprovecharon las circunstancias. Y se acercaron hasta empatar a falta de dos minutos. El gol decisivo lo puso Nacho Soto, que metía seguramente el tanto de su carrera para dar un deseado ascenso. 

Merecido premio para el Iberoquinoa Antequera, que con poco ruido y muchas nueces está en la ASOBAL. De 34 partidos que jugaron en esta temporada ganaron 22 en una muestra de regularidad muy grande. Fueron segundo en la fase regular y también en esta por el título de la División de Honor Plata, lo que ayuda a comprender cómo se llegó hasta este éxito. Da el salto junto al Torrelavega, el único equipo que fue mejor que los antequeranos en esta categoría. 

Ahora viene un reto gigante para el Antequera, que tendrá que adaptarse al máximo nivel. Y no sólo en la pista. Vienen por delante meses de cambios importantes para profesionalizar de manera trascendente un club que se ha ganado por derecho competir cada fin de semana con los mejores equipos de España. Hay un buen bloque en la plantilla y habrá que ver los cambios que hay por hacer. Por detrás de todo está el proyecto de Lorenzo Ruiz y Darío Mata, que viene de muy atrás. Hoy tienen el reconocimiento a todos esos años de lucha. Son de Asobal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios