La Sevilla que innova Emprendimiento de éxito con base tecnológica

  • Son pequeñas empresas que desarrollan en Sevilla tecnología y no sólo han logrado hacerse mercado sino atraer a inversores

Sede de la empresa tecnológica sevillana Z1, cuya producción se vende íntegramente en el mercado americano. Sede de la empresa tecnológica sevillana Z1, cuya producción se vende íntegramente en el mercado americano.

Sede de la empresa tecnológica sevillana Z1, cuya producción se vende íntegramente en el mercado americano. / José Ángel García

En una economía con una escasa industria tradicional, un fuerte sector agroalimentario y un potente sector servicios, en los últimos decenios, Sevilla ha dado varios ejemplos de emprendimiento con base tecnológica que está teniendo éxito. Son, como la mayoría del tejido empresarial sevillano, empresas pequeñas y medianas pero que han sabido encontrar su sitio y hacer mercado en un mundo que avanza a gran velocidad, pero que por las características de la economía digital, está exento de los lastres históricos que han impedido estar entre los mejores de España.

Un ejemplo palmario de estos emprendimientos de éxito es el grupo SDOS, creado al principio de la Gran Recesión por Tomás García-Figueras y Rafael Selma.

Especializados en la consultoría tecnológica –hace productos ad hoc para sus clientes–, pasaron de cero a facturar 12 millones en apenas diez años, y de ser tres en la empresa a formar una plantilla que ronda las 300 personas. Pero si un dato explica su éxito es que un gigante francés del sector, el grupo francés Alten, adquirió la empresa matriz del grupo justo cuando este diario cumplía sus primeros veinte años en los quioscos, y que supone la mitad de la plantilla y de la facturación.

Z1 es otro ejemplo de emprendimiento tecnológico de éxito y exponente de la Sevilla que innova. Fundada como Commite hace apenas cinco años por tres socios, hoy da empleo a más de 40 personas y factura cerca de dos millones de dólares, dado que trabaja en exclusiva para el mercado norteamericano.

SDOS, Z1 o Geographica han sido compradas total o parcialmente por gigantes de la industria

Dedicada a diseñar desde la nada la tecnología que una empresa necesita para su actividad o para un proyecto en particular, de ahí su nombre inspirado en el libro Zero to one de Peter Thiel, uno de los fundadores de Paypal, esta joven compañía llamó la atención de un potente fondo de inversión del mundo tecnológico, el canadiense Tinny Capital.

Tras unas breves negociaciones, vendió una parte relevante de su capital al fondo creado por Andrew Wilkinson –fundador de Metalab, uno de los principales estudios digitales del mundo–, aunque los fundadores han mantenido el control de la compañía. La alianza no sólo les ha dado aire financiero sino también para su crecimiento, dado que Tinny Capital y Metalab buscan que Z1 se haga cargo de la parte del mercado de startups y medianas empresas de EEUU y Canadá que no pueden atender porque están más enfocados ya a grandes compañías.

Otra de las pioneras tecnológicas de Sevilla que es ejemplo de innovación y de éxito es Geographica. Fundada hace 12 años, sus soluciones geoespaciales las usan clientes como Mastercard, Telefónica, BBVA o Vodafone. También acaba de ser comprada por un gigante de su sector, Carto, que proporciona la tecnología en la que basan sus productos. Pese a la compra, Geographica seguirá trabajando desde Sevilla como hasta ahora pero con mayores perspectivas de crecimiento.

No sólo se innova en Sevilla desde estos pioneros en la creación de un ecosistema tecnológico hispalense. No. También grandes compañías contribuyen. Es el caso de Telefónica o Vodafone, cuyos programas Andalucía_Open Future y Minerva, respectivamente, aceleran startups desde hace unos años. Algunas con tanto éxito como Galgus, empresa sevillana que ha desarrollado un software para la optimización de la señal wifi y que pasó por El Cubo de Telefónica, en la isla de la_Cartuja.

Ayesa es otra multinacional sevillana volcada con la innovación, tanto en su actividad como con el apoyo que presta desde su Fundación. Igual ocurre con Prodiel. Accenture también tiene una importante actividad de consultoría teclológica potente en Sevilla.

Son algunos ejemplos de un ecosistema tecnológico que año a año crece en Sevilla, que tiene en la innovación una oportunidad de futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios