Economía

Ghenova logra el mayor contrato de sus tres décadas de trayectoria

  • La firma andaluza hará la ingeniería de un buque turco, lo que impulsará las ventas de 2016 a 25 millones

Buen arranque de año para Ghenova. La ingeniería sevillana ha logrado el mayor contrato de su historia de la mano de Navantia. Ésta se ha hecho con el diseño conceptual y funcional de un buque de desembarco anfibio para Turquía y ha encargado a la empresa andaluza que desarrolle la ingeniería de construcción de este buque portaaeronaves que también permite el lanzamiento de lanchas anfibias. Se hará a imagen y semejanza del Juan Carlos I, el de más tonelaje de la Armada española.

La compañía no quiso desvelar el importe de la adjudicación al tratarse de un contrato militar, pero apuntó dos datos que dan cuenta de su envergadura: ocupará a 150 técnicos en el momento de mayor actividad -primer y segundo trimestre de 2017- y supondrá más de 300.000 horas de ingeniería. El que era hasta ahora su proyecto más grande supuso el desarrollo de prototipos de buques gaseros para Brasil por siete millones de euros y 115.000 horas de ingeniería. Ghenova tiene una capacidad total de 500.000 horas anuales.

El inicio de la construcción del barco está previsto para mayo, con lo que los trabajos de ingeniería ya han arrancado. Se desarrollarán en los centros de Ghenova en Sevilla y Ferrol -donde ha duplicado instalaciones hasta 600 metros cuadrados- y proporcionarán carga para los próximos tres años. Los contratos militares suelen tener una mayor duración que los comerciales, que habitualmente son de entre nueve meses y un año. "Esto nos da una muy buena base con la que afrontar el futuro", señaló a este periódico Francisco Cuervas, director general de la ingeniería sevillana.

De hecho, el impulso proporcionado por este contrato con Navantia ayudará a Ghenova a elevar su facturación este año tras dos ejercicios en los que ha cerrado en tablas. En 2013 el negocio bajó un 1%, hasta 22 millones, y en 2014 y 2015 repitió cifra -el Ebitda también cerró plano en torno a los dos millones-. "Esperábamos un mayor impulso de Brasil, pero el mercado se ha enfriado; allí estamos centrados en el sector naval y el oil&gas, y la caída del precio del petróleo ha desinflado mucho al país", explicó Cuervas. De cara a 2016 hay optimismo: "En nuestro plan de negocio habíamos apuntado a 30 millones, no vamos a llegar, pero confiamos en que no bajaremos de 25", avanzó. Si es así, las ventas habrían subido en torno a un 14%. En empleo, la empresa también prevé alegrías: alcanzar la cota de los 400 profesionales, 50 más que al cierre de 2015.

Una muestra de que España empieza a tener dinamismo es que, en los últimos años, Ghenova había obtenido el 90%-95% de su negocio en el exterior -con seis filiales en Europa y Latinoamérica-, pero en este ejercicio el porcentaje rondará el 75%. Planea abrir este mes una nueva filial en Lisboa y tantea otra en México.

La firma cumple diez años en julio, pero antes de que Carlos Alejo, su presidente, y Cuervas se hicieran con el capital, la empresa llevaba operando en Andalucía desde 1983, cuando era una delegación de la empresa española Ghesa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios