Economía

Mato anuncia medidas de supervisión y sanción contra la discriminación salarial

  • La ministra de Sanidad ha afirmado que las diferencias no se justifican por la menor cualificación ni experiencia, sino por el aumento de los niveles educativos y de antigüedad en el trabajo.

Comentarios 3

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha explicado que el Gobierno prepara un plan para combatir la discriminación salarial entre hombres y mujeres en el que se incluirán medidas de supervisión y sanción para hacer efectiva la legislación.

Durante su intervención en la sede de las Instituciones Europeas en España, con motivo del Día Internacional de la Mujer 2012, Mato se ha referido al plan anunciado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su investidura para combatir la discriminación en el ámbito laboral. "Resulta fundamental impulsar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres a través del diálogo social apoyando e incentivando la inclusión de materias relacionadas con la igualdad en procesos de negociación colectiva, y actuar desde el ámbito educativo para evitar que los estereotipos de género influyan sobre los jóvenes a la hora de elegir sobre su futuro profesional", ha dicho la ministra.

Según Mato, los países han incorporado en sus ordenamientos medidas para evitar la desigualdad, "pero las leyes no bastan por sí mismas y hay que pasar el derecho a los hechos". "Para hacer efectivo el cumplimiento de la legislación pondremos en marcha medidas de supervisión y sanción", ha dicho la Ministra, quien ha concretado que el plan contempla "reforzar la colaboración con la Inspección de Trabajo, que se inició en 2003". En la UE, las trabajadoras ganan un 16,5 por ciento menos que los hombres, un porcentaje que asciende al 22 por ciento en España, ha recordado.

Las diferencias no se justifican por la menor cualificación ni experiencia, ha dicho Mato, quien ha destacado que según el último estudio del Consejo Económico y Social la distancia salarial entre hombres y mujeres aumenta cuando más elevados son los niveles educativos y de antigüedad en el trabajo.

La iniciativa del Gobierno pretende identificar las causas de las desigualdades para atajarlas. "Muchas empresas consideran que en sus organizaciones no hay diferencias salariales porque a igual puesto de trabajo, el salario es el mismo; sin embargo, la discriminación se mantiene al remunerar menos aquellas categorías laborales mayoritariamente ocupadas por mujeres", ha asegurado. En este sentido, ha planteado la necesidad de revisar el sistema de clasificaciones profesionales y categorías laborales "sobre la equivalencia de competencias y sobre las formas de organización del trabajo". "Desperdiciar el talento de las mujeres o no valorar adecuadamente su aportación, no sólo es una injusticia social sino también un despilfarro que no nos podemos ni debemos permitir", ha señalado.

Para la ministra, hay que redoblar los esfuerzos" para avanzar en la igualdad efectiva y evitar que las mujeres sean las más perjudicadas de la crisis", en unos de los "momentos más complejos de nuestra historia reciente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios