Marcos Moreno. Productor de TV

"Todos deberíamos emigrar en algún momento"

  • Este realizador y productor emigró a Chile para llevar adelante la serie 'Robinsones' y prepara documentales y largometrajes en aquel país

El productor Marcos Moreno El productor Marcos Moreno

El productor Marcos Moreno

Circo de pulgas fue uno de esos primeros títulos de cortometrajes en los que se introdujo como productor audiovisual. Trabajó en 2001 con Fernán Gómez y Emma Cohen en Bibliofrenia. El madrileño Marcos Moreno Jiménez ha creado y dirigido infinidad de spots (Santa Lucía, Amena, Comunidad de Madrid) y en 2008 fue productor ejecutivo de contendidos de la serie La comercial para Globo Digital. Ahora vive en Chile para la producción de una serie, Robinsones, documentales y largometrajes

–Un creativo español en la televisión de Chile ¿Cómo ha llegado tan lejos?

–Llegué en avión y así espero salir algún día. Todo comenzó buscando nuevos retos, persiguiendo sueños. Así llegué al Cono Sur, buscando algo que contar e intentando abrirme al otro lado de los Andes. Me gustaba de pequeño Marco, de los Apeninos a los Andes ¿premonición?

–Chile, a fin de cuentas, lo sentimos como una tierra hermana.

–Y hoy las distancias no son un problema. Lejos de casa te llenas de incertidumbres y miedos, pero los combates con con emociones y cosas que descubres a diario. De alguna manera estar lejos de tu país te hace reinventarte continuamente y conocerte un poco mejor. Todos deberíamos emigrar por un tiempo y vivir la experiencia. Es enriquecedora.

–¿Cómo es la televisión en Chile y su público?

–Creo que todos los países de Latinoamérica tienen una televisión muy propia. Muy suya. Es posible que los españoles estaríamos más familiarizados con el humor y el concepto televisivo argentino, que es más parecido al nuestro. En Chile, siempre se hizo una televisión 100% para el consumo nacional, sin pensar en el mercado internacional y recientemente hay productoras y creadores que están haciendo contenidos más transversales, más universales. Si vendes fuera, tu producción tiene mayor presupuesto y es más rentable.

"Los acentos españoles suenan graciosos para los latinoamericanos, por nuestros chascarrillos, nuestras expresiones y la picaresca que lleva implícita nuestra lengua"

–¿Qué impresión nos puede dar de este nuevo mundo sin fronteras reales en lo audiovisual?

–Hasta hace unos años España era conocida por el turismo, el fútbol y la gastronomía. Ahora también por las series de televisión que llegan a casi todo el planeta con muchísimo éxito. Es un orgullo. Las plataformas han creado un vehículo para que nuestro contenido pueda ser internacional en días, pero por otro lado da un poco de vértigo pensar que las principales empresas puedan ser las que decidan qué se produce o no. Creo que podemos perder algo de libertad para crear. Espero que Robinsones, la serie que comienzo a grabar en Chile en abril, sea interesante para que una plataforma quiera subirse a este tren y viajar con nosotros.

–¿Qué papel puede tener el español en ese contexto? ¿Es una oportunidad para hacer más visible nuestra cultura?

–Hace unas semanas escuchaba al directivo de Netflix Paco Ramos hablar de la marca país como sello de identidad en las series. Se refería a usar y potenciar el español como lengua, pero con la identidad propia de cada país. Los acentos españoles suenan graciosos para los latinoamericanos, por nuestros chascarrillos, nuestras expresiones y la picaresca que lleva implícita nuestra lengua. Cuando en una filmación se entremezclan diferentes lenguas, culturas y costumbres lo que se genera es maravilloso.

–¿Ya ha adoptado expresiones chilenas?–Las hay geniales: weon (que tiene mil significados), al tiro (voy enseguida, muy rápido), cachar (entender, comprender)…

–¿Qué proyectos está afrontando en Chile?

–Comencé hace un par de años a desarrollar la tragicomedia Robinsones y este año el CNTV (Consejo Nacional de TV) nos ha concedido uno de sus dos premios de ficción, con una dotación económica de más de 507 millones de pesos (medio millón de euros). Estamos terminando el desarrollo para comenzar la producción de los diez capítulos en el primer semestre del próximo año.

–¿Qué cuenta Robinsones?

–Es una historia que entremezcla acción, drama, comedia, aventuras. Creo que el público lo pasará bien con un grupo de pescadores artesanales a los que la vida les lleva a convertirse en buscadores de tesoros. Una serie donde la supervivencia saca lo mejor y lo peor de cada uno. Después del éxito con el documental Assault to Freedom y estamos preparando For Freedom, una película sobre unos jóvenes que asaltaron un barco con pasajeros en la Cuba de 1963, huyendo para no unirse de forma obligatoria al ejercito de la revolución. Y tengo en desarrollo Origen, más allá de la vida, ficción de aventuras sobre las momificaciones más antiguas sdel mundo: las momias Chinchorro de Chile.

–¿Cuenta con un equipo en España para sus proyectos australes?

–Fernando Tejero nos apoyó y espero tenerle para dar vida al Reverendo: un huaquero (ladrón de tumbas y yacimientos) buscado por la interpol y el FBI que ayudará a los Robinsones. El propósito inicial de los pescadores nada tiene que ver con lo que realmente vivirán frente a este mafioso de quinta división. Con Víctor Rivas me gustaría tenerlo para El Cangrejo un asesino a sueldo y con el sevillano Justo Diéguez (que ha trabajado para Batman begins, Juego de Tronos)para las coreografías y el diseño de acción de la serie. En Chile cuento con un elenco de primerísima calidad profesional y humana.

–¿Qué historias le gusta contar?

–Necesitamos reírnos más. Aceptar que a veces las historias sólo buscan sacarnos de nuestros problemas, entretenernos y divertirnos. Me gusta aportar algo por lo que merezca la pena tanta lucha. Me apasiona combinar acción, comedia y suspenso.

"Todos los españoles se hacen una foto en el edificio de la Lotería en Santiago, el de la Polla Chilena de Beneficencia"

–¿Dónde están sus referentes?

–Crecí con Sazatornil, López Vázquez, María Isbert, Alfredo Landa, Gracita Morales, Cassen. Mi religión es el “berlanguismo”. Ese género refleja a la perfección lo españoles que somos. Donde la vida se escribe cada mañana y cada tarde en el bar con una tapa, pensando que mañana será un día mejor que hoy.

–¿La ficción supera a la realidad?

–La ficción muestra una realidad, a veces aumentada, pero nunca la supera.

–Háganos de cicerone por donde está.

–Chile es un país maravilloso en paisajes y pueblos. Sólo faltan bares donde tomar una caña fría con boquerones fritos. Pero por lo demás, es fantástico. Todos los españoles se hacen una foto en el edificio de la Lotería en Santiago, el de la Polla Chilena de Beneficencia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios