Entrevistas

Las fuertes precipitaciones paralizan la vida en la ciudad

l Almería es una tierra de cine, de playas y de sol. No lo es, por tanto, de lluvias y es algo que se demuestra cada vez que llueve con fuerza, como en la jornada de ayer, y a veces hasta cuando caen tres gotas. Los garajes y bajos se inundan, los imbornales se atascan anegando calles enteras, el tráfico se colapsa y casi ningún vecino de la provincia puede hacer una vida normal. Se rompe la cotidianeidad por completo ya veces hay que lamentar incluso daños materiales cuantiosos en locales y viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios