España

El Gobierno prorrogará 15 días más el estado de alarma por el coronavirus

  • El confinamiento general se extiende hasta el 11 de abril, y incluye todos los días de la Semana Santa

  • El Ejecutivo no contempla restringir más la economía del país, como han pedido algunos líderes autonómicos, entre ellos Juanma Moreno

Pedro Sánchez Pedro Sánchez

Pedro Sánchez / EFE

El Gobierno prorrogará 15 días más el estado de alarma. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta medida en una intervención desde Moncloa -la segunda en menos de 24 horas-, poco después de reunirse con los líderes de las comunidades autónomas. El estado de alarma se prolonga, así, hasta el 11 de abril; será, por tanto, un mes de confinamiento para los 47,5 millones de habitantes del país. A pesar de la gravedad de estas medidas excepcionales, los datos de infección comienzan a notar cierta ralentización en varias regiones de España, aunque ésta será una tendencia de que debe observarse con nitidez la semana entrante.

El Gobierno considera que el confinamiento de la población está funcionando, y lo que busca con la prolongación de la alarma es blindar la Semana Santa, que es una de las grandes fiestas de España, en las que millones de personas suelen viajar fuera de sus residencias habituales. Las vacaciones se pasarán en casa, sin viajes ni a las playas ni a las ciudades donde el culto religioso es también un atractivo turístico. Las clases en los colegios, institutos y facultades siguen suspendidas.

Hay dos sentencias que Sánchez ha repetido este domingo, y que son muy aclaratorias: no habrá restricciones más graves para la economía española ni para los ciudadanos y las ayudas aprobadas a los sectores y a los particulares tendrán un mes de duración. Algunos presidentes, como el andaluz, Juama Moreno, se ha manifestado a favor de una mayor paralización de la economía del país y del cierre de algunas comunidades. Sánchez ha sido claro al respecto: las medidas de confinamiento general ya son lo, suficientemente, graves para los españoles. No habrá más.   

Varios presidentes se han mostrado partidarios de agravar la movilidad, además de Moreno, Quim Torra (Cataluña), Javier Lambán (Aragón), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) y Ximo Puig (Comunidad Valenciana). Pero la respuesta del presidente ha sido la misma. Según les ha explicado, España está aplicando restricciones más duras que las de Italia.

El decreto actual del estado de alarma lo extendía hasta el 29 de marzo. 

Para esta extensión temporal es necesario que Pedro Sánchez obtenga el permiso del Congreso de los Diputados, con lo que solicitará en breve su comparecencia y votación. El presidente ya ha comunicado sus intenciones a la presidenta del Congreso para que se convoque el pleno.

La medida más grave del decreto de estado de alarma, que se desarrolló después, es el confinamiento de toda la población española. Ahora, los ciudadanos sólo pueden salir de casa para comprar alimentos, medicinas, ir a trabajar, sacar a las mascotas y acompañar a mayores y niños con determinados problemas de salud.

Las medidas entraron en vigor el sábado 14 de marzo. El Real Decreto incorporó dos cambios fundamentales con respecto al borrador inicial: permite movimientos limitados restringidos de forma individual en todo el país y entró en vigor ese mismo sábado, y no el lunes. Las Fuerzas de Seguridad y hasta las Fuerzas Armadas, si fuera necesario, son las encargadas de que se cumpla.

Según explicó entonces Sánchez, los escenarios en los que se permiten los desplazamientos abandonando el domicilio se refiere a salidas "individuales". El Gobierno permite que los ciudadanos salgan de sus casas con una serie de "requisitos", entre los que no se contempla "irse a cenar a la casa de un amigo o el ocio". "No podrán ir a una terraza, a la montaña o a una estación de esquí", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios