convención nacional del pp

Aznar emplaza al PP a que recupere la "casa común" de la derecha en España

  • El ex presidente asegura que España se encuentra ante un "desafío existencial", por la amenaza de Cataluña, y demanda la destitución de Pedro Sánchez en las urnas

  • Despeja dudas sobre sus posibles coincidencias con Ciudadanos y pide explícitamente el voto para la formación popular

José María Aznar durante la convención nacional del PP. José María Aznar durante la convención nacional del PP.

José María Aznar durante la convención nacional del PP. / EFE

Comentarios 14

José María Aznar vuelve a sentirse cómodo en su partido y se atrevió a impartir doctrina sobre lo que debe ser el futuro de la formación que él dirigió hace casi tres décadas. Por eso, el dirigente recordó que el objetivo tras la refundación de Alianza Popular era que su resultante pudiera acoger todas las sensibilidades de la derecha.

Así que ha reclamado directamente al PP que "abramos más las puertas de esa casa común", porque entiende que esta fuerza política nació para sumar e integrar, aunque eso requiera un mayor esfuerzo para la convivencia.

El ex presidente del PP no tiene dudas del éxito de la convención que celebra el PP en Madrid. Es más, cree que es un paso determinante para el futuro del partido y enfatizó que éste nunca se ha construido "contando derrotados" sino sumando aliados y socios.

Aznar recordó que en las esencias de esta fuerza política está la suma de las ideologías liberales, democristianas y conservadores y que no se puede renunciar a la pluralidad. Recordó que hace treinta años en Sevilla, con el lema "Centrados en la libertad", nacía el PP. Ahora, esta segunda vuelta al partido llega con la llamada a una "España en libertad" y considera que los dos reclamos siguen vigentes y son complementarios y que eso no significa que se mire al pasado.

Para que no quedaran dudas sobre su compromiso con la formación que ahora dirige Pablo Casado, tras sus devaneos con algunos postulados de Ciudadanos, Aznar fue explícito al solicitar el voto para su partido en las próximas citas electorales. Con su nuevo líder se ha deshecho en elogios aunque aseguró que tiene ante sí la tarea más difícil a la que se ha enfrentado un dirigente en toda la historia del PP.

Porque Aznar entiende que España se enfrenta hoy, en referencia a Cataluña, a un "desafío existencial" al que entiende que hay que responder con serenidad y firmeza y "también con votos". Aznar rescató la frase que en su momento le dedicó Manuel Fraga cuando asumió el liderazgo del PP y la trasladó a Casado: "Sin tutelas ni tutías, es un líder como un castillo".

El ex presidente del Gobierno ha sido muy duro con el Gobierno de Pedro Sánchez. Se preguntó cuánto tiempo habrá que permitir que se busquen pactos con los que quieren romper España, que un Ejecutivo se "retrate como extranjero" en una cumbre bilateral con una autonomía. O que se negocien unos presupuestos "con un prófugo y un preso por delito de rebelión", en referencia a Carles Puidemont y Oriol Junqueras. Aznar no dudo en calificar lo sucedido en Cataluña de "golpe de Estado". Rechazó que el líder socialista dialogue y le acusó directamente de "rendirse" ante los separatistas.

Aznar ha hecho una defensa a ultranza de la Constitución en su letra y en su espíritu. Por eso "no aceptamos que el destino de la nación y el de la Constitución lo marquen quienes quieren romperla". Así que como conclusión considera que lo que hay que cambiar es al Gobierno, no la Carta Magna.

En ese sentido, recordó que Pedro Sánchez fue en su día destituido por sus propios compañeros en un Comité Federal del PSOE y él comparte las razones. "Hay que convocar el cambio y convocarlo con urgencia", ha agregado para rematar: "Al secretario general del PSOE hay que sustituirlo democráticamente en las urnas".

El político ha sido interrumpido más de una decena de veces por los aplausos de los asistentes a la convención popular. También ha tenido palabras de felicitación por la llegada del Gobierno del PP en Andalucía y tiempo para dejar una sutil ironía. "Os tienen a dieta, un ex presidente por día", se refirió a que finalmente no han coincidido él y Mariano Rajoy a la vez en el mismo acto.

Antes de Aznar ha intervenido el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo. Esteban González Pons ha aprovechado para replicar el reclamo del viernes del portavoz de la plataforma Tabarnia, que llegó a trasladar una petición a la audiencia para que se afiliara a Vox. González Pons cree que por gritar más alto no se consiguen las cosas y que históricos como Rita Barberá o Loyola de Palacio nunca se habrían afiliado a la formación de Santiago Abascal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios