Resultados elecciones generales Córdoba 2019 Unidas Podemos mantiene su presencia y se compromete a “hablar de la vida de la gente”

  • La confluencia se deja 15.000 votos en el camino pero hace diputada a Martina Velarde

Sede de Unidos Podemos en Córdoba Sede de Unidos Podemos en Córdoba

Sede de Unidos Podemos en Córdoba / Lolo Agredano

Unidas Podemos salva los muebles en Córdoba. La candidatura feminista encabezada por Martina Velarde y Carmen María Ruiz ha logrado mantener el pulso en la provincia con un escaño en el Congreso de los Diputados, aunque con una sangría de 15.000 votos respecto a las elecciones de 2016 que deja la entente tocada.

La mayoría de los alcaldes de los municipios en los que IU gobierna, y no es cuestión de decir nombres, ya habían advertido de que el experimento era complicado. Que el voto tradicional de la izquierda en eso que se ha venido en llamar la campiña roja, por ejemplo, es diferente al de la masa universitaria que mantiene las soflamas de Pablo Iglesias en Madrid. Prueba de ello es que el próximo 26 de mayo, en las municipales, la confluencia no ha sido posible: IU y Podemos presentarán listas por separado a los ayuntamientos. Algunas opuestas, casi antagónicas.

La noche electoral de Unidas Podemos fue seguida en la sede de la formación morada, junto a la Malmuerta, por casi los mismos rostros de siempre. Incluso por aquellos que ya, oficialmente, no ocupan ninguna responsabilidad. Como la exconsejera Elena Cortés o como el exparlamentario David Moscoso. Ambos atentos a los recuentos y a los resultados. También hubo rostros que aguantaron con estoicismo y media sonrisa por aquello que se avecina, como el del candidato de IU al Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García.

Todos compartieron mesa y mantel al estilo de las noches electorales de la izquierda en Córdoba, con los corrillos en la puerta, los nervios que se consumen a caladas, las indumentarias variopintas y la lógica aplastante y maternal de los camaradas de toda la vida.

Martina Velarde, que conservó la diadema floral con la que por la mañana acudió a votar, quizás un guiño a este mayo tan festivo como electoral, agradeció la “lección de democracia” por la elevada participación. “Los españoles han demostrado que no quieren la bandera de la crispación ni de la confrontación, sino que hablemos de la vida de la gente”, resumió. Ahora, sin embargo, toca hablar de pactos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios