Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Futuro Gobierno

El Rey encomienda a Pedro Sánchez la formación de Gobierno

  • El candidato socialista acepta el encargo y anuncia que convocará a Casado y Arrimadas para una reunión el próximo lunes.

El Rey recibe a Pedro Sánchez. El Rey recibe a Pedro Sánchez.

El Rey recibe a Pedro Sánchez. / Kiko Huesca, EFE

Pedro Sánchez aceptó este miércoles el encargo encomendado por Felipe VI y se someterá por tercera vez a la sesión de investidura para ser presidente de Gobierno. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, informó de que el Rey designó al secretario general del PSOE como candidato a la investidura, una vez concluida la ronda de consultas del Jefe del Estado con las formaciones parlamentarias surgidas de las elecciones del 10 de noviembre.

Batet hizo este anuncio en el Congreso después de regresar del Palacio de La Zarzuela, donde fue convocada por Felipe VI a última hora de este miércoles para comunicar su decisión tras escuchar a los representantes políticos y siguiendo lo previsto en el articulo 99.1 de la Constitución.

Es la tercera vez en los últimos tres años que el líder socialista recibe este encargo institucional. En las dos ocasiones anteriores, en 2016 y tras los comicios de abril pasado, Sánchez fracasó en su intento de ser investido jefe del Ejecutivo por el Parlamento.

La fecha del debate de la investidura depende ahora de la presidenta del Congreso, en coordinación con el candidato designado, pero en la legislación no hay un plazo concreto para su celebración. Para que prospere la investidura, será necesario que Sánchez reúna mayoría absoluta (176 diputados) en la primera votación , o bien mayoría simple, más votos a favor que en contra, en una segunda ronda. De momento, el acuerdo de Gobierno de coalición suscrito por PSOE y Podemos parte con 156 apoyos: 120 socialistas, 35 de la formación morada y sus aliados, y el diputado del PRC.

"Todo acuerdo será público y dentro del marco constitucional", asegura el líder socialista

No obstante, Sánchez anunció anoche que ha convocado a una reunión el lunes al presidente del PP, Pablo Casado, y a la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, tras recibir el encargo del Rey para someterse a la investidura. En una comparecencia en La Moncloa, el líder socialista pidió responsabilidad y "altura de miras" a todos los grupos políticos. "Todo acuerdo será público y estará dentro del marco constitucional", afirmó.

También anunció que la portavoz del grupo socialista, Adriana Lastra, citará a todos los partidos políticos del Congreso, incluidos Vox y EH Bildu, con los que hasta ahora no se ha reunido. Asimismo, avanzó que tendrá contactos con todos los presidentes autonómicos, entre ellos el de la Generalitat, Quim Torra, y con el presidente de la FEMP, Abel Caballero. Se trata, dijo, de ver "si podemos encontrar un mayoría más amplia que permita lograr cuanto antes un Gobierno".

Además, Sánchez recalcó que su propósito es que haya un "Gobierno progresista reforzado por un acuerdo de coalición y con un espíritu dialogante". Y aseguró asegurado que los españoles están "hastiados de bronca y choques estériles" y quieren volver a la política.

Casado afea el blanqueo del PSOE a ERC

Previamente, Pablo Casado subrayó que Sánchez "ha cruzado el Rubicón" en su negociación con ERC y señaló que si fracasa y no logra ser investido presidente del Gobierno "debe dejar paso". A su juicio, ha quedado "claro" que es el "tapón" porque por su "culpa" España está en "un bloqueo permanente" y "no puede sacar más conejos de la chistera". El líder popular criticó que Sánchez lleve un mes intentado "blanquear" a ERC y señaló que las informaciones que se están conociendo evidencian que "no tiene marcha atrás".

De hecho, afeó que en el marco de esa negociación incluso emplee expresiones propias de los independentistas al hablar de "conflicto político" en Cataluña y se cite también posibles beneficios penitenciarios. "Sabíamos que iba a intentar traer a Puigdemont a España porque Sánchez lo dijo en campaña, pero lo que no sabíamos es que lo iban a traer para negociar la investidura del Gobierno de España. Eso es algo totalmente inasumible", dijo.

Abascal, contra el "frente popular"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, consideró tras ver al Rey que el "frente popular" que sumen PSOE, Podemos y ERC será "una declaración de guerra para muchos españoles" y, por tanto, adelantó ya que tendrá la "oposición frontal" de su partido. Abascal trasladó a Felipe VI su "preocupación" por la situación política. Sí reconoció que sería "preferible" un acuerdo del PSOE con PP y Ciudadanos que el "frente popular" que pueda formar con Podemos apoyados por partidos independentistas.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, le trasladó al Jefe de Estado que las negociaciones que mantienen con el PSOE y ERC para sacar adelante la investidura de Sánchez, aunque sean difíciles, van "en la buena dirección" porque todos se están "esforzando". "Las negociaciones que se están produciendo implicarán dificultades, pero le he transmitido que nuestra sensación es que caminamos en la buena dirección, con toda la prudencia y todos los matices, pero caminamos en la buena dirección", afirmó.

Asimismo, la portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas –que se estrenaba en la ronda de negociaciones–, está convencida de que en la reuniones entre PSOE y ERC se ha tratado la situación de los presos y los republicanos están negociando "un buen trato". "Los compañeros de partido de Junqueras y de los presos de Convergència son los que van a decidir qué régimen, condiciones o privilegios puedan tener en las cárceles. Esto es una anomalía", aseguró.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios