La muerte de Pérez-Llorca

Los reyes elogian el servicio al Estado de Pérez-Llorca

  • Don Felipe y doña Letizia afirman sentirse "muy apenados"

José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero de Miñón y Miquel Roca, en el 40 aniversario de la Constitución. José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero de Miñón y Miquel Roca, en el 40 aniversario de la Constitución.

José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero de Miñón y Miquel Roca, en el 40 aniversario de la Constitución. / EFE

Los reyes se han unido este miércoles a las muestras de pesar por el fallecimiento de José Pedro Pérez-Llorca, uno de los siete padres de la Constitución, de quien han destacado su "inestimable aportación al éxito de la Transición española".

Don Felipe y doña Letizia han enviado un telegrama de pésame a la familia de Pérez-Llorca, en el que expresan su reconocimiento al "extraordinario trabajo que desarrolló a lo largo de su vida como gran servidor del Estado y 'padre' de la Constitución", han informado fuentes de la Casa Real.

Los reyes afirman sentirse "muy apenados" por la pérdida del que fuera diputado de UCD y actual presidente del patronato del Museo del Prado, fallecido en Madrid a los 78 años debido a una enfermedad pulmonar.

"Siempre recordaremos su sólida formación intelectual, su inestimable aportación al éxito de la Transición española y su valiosa contribución a la Abogacía y al Derecho", afirman don Felipe y doña Letizia en el telegrama.

También valoran de Pérez-Llorca su compromiso con "la sociedad y con la cultura a través de la presidencia del patronato del Museo del Prado".

En estos "tristes momentos", los reyes transmiten a la familia de Pérez-Llorca su "más sentido pésame" con "el mejor recuerdo y todo el cariño".

La última vez en la que Felipe VI coincidió con Pérez-Llorca fue el pasado 6 de diciembre en el Congreso, en el acto de conmemoración del 40 aniversario de la Constitución.

En aquella sesión, el jefe del Estado rindió "un profundo homenaje de gratitud" a quienes trabajaron en favor del pacto de 1978 y simbolizó ese agradecimiento en quienes, "con todo merecimiento", eran llamados padres de la Constitución.

El rey evocó algunos testimonios de cada uno de los siete ponentes y el espíritu de consenso y reconciliación que presidió sus trabajos.

De Pérez-Llorca, don Felipe destacó: "Se trató de ser inclusivos y de huir de anatemas y condenas. Así, la Constitución, si no de todos, porque ello es imposible, nació con vocación de poder ser asumida por todos".

El rey también coincidió con Pérez-Llorca y los otros dos padres vivos de la Constitución -Miquel Roca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón- el 31 de octubre en la lectura del texto de 1978 en el que la princesa Leonor pronunció sus primeras palabras públicas en un acto oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios