Educación

Un colegio de Torremolinos se suma a las quejas de los comedores escolares

  • Padres realizan catas de los menús en un centro de Torremolinos para denunciar la comida

Otro colegio se suma a las quejas de los comedores escolares Otro colegio se suma a las quejas de los comedores escolares

Otro colegio se suma a las quejas de los comedores escolares

El hijo de Araceli, de diez años, llega a casa hambriento pese a que todos los días se queda a comer en el comedor escolar después de clase. Lo que le ocurre, al igual que a muchos de sus compañeros, es que algunos de sus platos vienen fríos o en mal estado. Frutas y verduras podridas, pan duro o congelado, pescado con espinas, gusanos en las lechugas, una situación que se repite en muchos centros públicos de la costa. “Hemos presentado firmas, quejas e incluso algunos padres han ido a probar la comida para comprobar que lo que decían los niños era verdad”, denuncia Araceli Rivera, del CEIP Mar Argentea de Torremolinos, después de que este miércoles este periódico se hiciera eco de las quejas de los padres del CEIP Ramón García de Estepona por la mala calidad de los menús del catering Perea Rojas, que trabaja en ambos centros.

“Tomates podridos, vasos sucios con cal, pan verde con moho, cazuelas de fideos sin caldo o con las patatas sin pelar, todo eso es lo que se han encontrado los padres”, explica esta madre, quien asegura que “muchas veces cuando mi hijo viene del cole me dice que tiene hambre porque solo ha comido un poquito de pan o que no se pudo comer la fruta porque estaba podrida”. “Queda mucho curso y si por mi fuera comería todos los días en casa, pero es un sufrimiento pensar cada día qué es lo que habrá comido hoy”, agrega.

Anabel no dudó en presentarse un día en el comedor para probar el menú de su hijo después de que este se quejara reiteradamente de la comida o de que se la servían fría. “Comí lo mismo que mis niños, cazuela de fideos, ese día con caldo, pero se olvidaron de pelar las patatas. Luego otros niños me llamaron para que viera lo que había al lado de la tortilla de patatas: un tomate podrido con moho”, asegura. Asimismo, critica que “los vasos estaban asquerosos, sucios, con cal. Le dije a mis hijos que no bebieran más agua de allí, que se llevaban ellos las botellas de casa”, apunta.

Tomates podridos, pan con moho, cazuelas con patatas sin pelar o vasos sucios, entre las quejas

Desde la asociación de madres y padres del centro, Isabel confirma que se han presentado numerosas quejas y escritos por parte de los padres, e incluso se llegaron a recoger más de 300 firmas solicitando el cambio de empresa. “Las firmas se presentaron en julio y al comienzo de curso nos volvimos a reunir pero seguimos sin tener respuesta”, comenta.

Asimismo, padres de otros centros escolares de Estepona, Torremolinos y Mijas se han sumado a estas mismas quejas por parte de la misma empresa por la calidad de la comida de los menús de los comedores. Con respecto a la situación del comedor escolar del CEIP Ramón García de Estepona la Agencia Pública Andaluza de Educación ya anunció que se están estudiando las quejas para “iniciar el correspondiente expediente penalizador”.

Por último, este periódico intentó sin éxito ponerse en contacto en varias ocasiones con la empresa responsable del catering para recabar su versión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios