Festival de Málaga | Cine en Español

Los rostros de Netflix desembarcan en el Festival de Málaga de la mano de Jota Linares

  • Jaime Lorente, María Pedraza, Pol Monen y Andrea Ros hablan de sueños rotos, miedos y decisiones difíciles en ‘¿A quién te llevarías a una isla desierta?’

El director Jota Linares con los actores protagonistas de '¿A quién te llevarías a una isla desierta?' en el Festival de Málaga. El director Jota Linares con los actores protagonistas de '¿A quién te llevarías a una isla desierta?' en el Festival de Málaga.

El director Jota Linares con los actores protagonistas de '¿A quién te llevarías a una isla desierta?' en el Festival de Málaga. / Javier Albiñana

La pareja de la serie Élite, uno de los fenómenos de Netflix, formada por los actores Jaime Lorente y María Pedraza vuelve a aparecer delante de la cámara, esta vez como protagonistas de la película ¿A quién te llevarías a una isla desierta?, dirigida por Jota Linares y presentada en el Festival de Málaga. Junto a Pol Monen (Amar) y Andrea Ros componen la pandilla que representa los miedos de una generación perdida, que busca desesperadamente su lugar.

La cinta, presentada este viernes en la Sección Oficial a concurso del Festival de Málaga, parte de un texto escrito por Linares y su compañero de facultad Paco Anaya hace 12 años. Primero se convirtió en un cortometraje y luego en una obra de teatro para acabar “cerrando el círculo” con este largometraje que desde el próximo 12 de abril se podrá ver en Netflix en 190 países. 

Marcos, Celeste y Eze van a abandonar el piso de Madrid que les ha acogido mientras estudiaban sus carreras. Toca dar un paso más, irse a la escuela de cine de Londres, estudiar el Mir en Oviedo o empezar a trabajar en un restaurante de comida rápida y olvidar la interpretación. Pasan su ultimo día con Marta, la cuarta del grupo, la eterna novia de Marcos. Pero las confesiones de la borrachera final provocarán un tsunami entre ellos y ya ningún camino será el que iba a ser. O sí.

El proyecto fue un exorcismo de Paco y mío para retratar con la mayor honestidad posible nuestras preocupaciones, lo que veíamos, una generación perdidísima”, explica Linares. El despertar a la madurez de estos chicos y el pánico a tomar determinaciones que cambiarán sus vidas, la dificultad de las relaciones, de renunciar a los sueños y de mostrarse realmente están presentes en toda la cinta de Linares, la segunda de su carrera tras Animales sin collar. 

Los actores, que fueron elegidos en un proceso de casting, tuvieron que mostrar su química, su complicidad y mantener la tensión dramática en escenas que, tras el montaje, parecen planos secuencia. Para ellos los ensayos previos y la libertad otorgada por el director fueron claves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios