Cristina Fernández

Pocahontas, la perra robada en Aranjuez, estaba entrenada para asistir a una niña malagueña

Su entrenador Alfonso García, natural también de Málaga, explica que "la familia está destrozada" porque llevaban años esperando una ayuda como ésta. El animal estaba preparado para encender y apagar luces, recoger objetos del suelo, abrir puertas e, incluso, ayudar a Clara a quitarse los zapatos.