Punto de vista

Francine Gálvez

Francine Gálvez. Francine Gálvez.

Francine Gálvez. / M. H.

Francine Gálvez, presentadora de las películas en el escenario del Teatro Cervantes, ha sido la revelación del Festival. Cuando todo parecía estar programado al milímetro, cuando asistir a cada uno de los rituales festivaleros nos proporciona este placer culpable tan gratificante del sabor a lo deja vu, a lo ya visto, vivido y amado, llegó de improviso y como caída del cielo nuestra querida Francine. ¿Quién dijo que era complicado reinventarse?

En su página de Twitter, Francine Gálvez se define con claridad con una triple P: periodista por vocación, productora por obligación y presentadora cuando hay ocasión. Y que lo diga. Lo cumple todo a pie juntillas. Muy pocas presentadoras del Telediario, cuando sólo había uno y no podíamos hacer zapping, habrán resucitado tantas veces y con vidas tan variadas. Francine Gálvez ejerció como directora de una de las revistas más serias del sector audiovisual con la misma soltura y eficacia con la que aparecía en la tertulia diaria Amigas y conocidas, que Rosa María Mateo suprimió de la programación pese a contar con un altísima audiencia.

Francine Gálvez pertenece al selecto club de la única media docena de personas que ha presentado en la televisión pública un concurso ideado únicamente para preservar y divulgar el buen uso del castellano. Porque mucho Saber y ganar, Pasapalabra y Boom, pero el último formato que de verdad tuvo como único objetivo de fijar y dar esplendor a nuestra lengua fue Palabra por palabra. Heredero directo de Hablando claro y Al habla. Ambos tutelados y patrocinados por la Real Academia de la Lengua y el Instituto Cervantes. Me sentí muy honrado en participar en los tres, casi como conejillo de indias, en las primeras entregas de cada etapa. Desde entonces considero a Francine como alguien de la familia. Encontrármela en Málaga, mi rincón de paraíso, ha sido como una epifanía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios