'Lanzarote Fashion Weekend' La moda muestra lo mejor de Lanzarote

Desfile de diseñadores locales de Lanzarote Moda. Desfile de diseñadores locales de Lanzarote Moda.

Desfile de diseñadores locales de Lanzarote Moda. / XXL

Con un desfile a 30.000 pies de altura. Así comenzó la segunda edición de Lanzarote Fashion Weekend. En un avión que ponía rumbo desde Madrid hacia la isla canaria varias modelos sorprendieron al lucir los diseños de Custo Barcelona, firma protagonista de la edición del año pasado. A partir de ese momento la moda se convirtió en el hilo conductor de un fin de semana repleto de naturaleza, gastronomía y turismo en un entorno único. El evento central fue el desfile de Ágatha Ruiz de la Prada en el Auditorio Jameos del Agua. Pero hubo otras actividades de las que los asistentes pudieron disfrutar durante tres días.

La primera fue la inauguración del evento en el Museo Internacional de Arte Contemporáneo MIAC– Castillo de San José, donde tuvo lugar la presentación de las colecciones de cinco diseñadores locales pertenecientes a la iniciativa Lanzarote Moda. Oswaldo Machín, Mosego, Marga Mod, María Cao y Azu Vilas mostraron sus originales propuestas de ropa, tocados y bisutería. Tras el pase los asistentes pudieron degustar la cena en el restaurante QuéMUAC, un menú compuesto por crema de calabaza ecológica del Jable y taco de cochino negro de Tinajo entre otras elaboraciones.

El sábado los invitados de Lanzarote Fashion Weekend, entre los que se encontraban el estilista Pelayo Díaz o la propia Ágatha Ruiz de la Prada, recorrieron algunos de los lugares más característicos de la isla como el Jardín de Cactus y la Casa museo del Campesino, obras del recordado César Manrique. Allí probaron productos locales como las papas con mojo, diferentes tipos de queso, de vino o elaboraciones con mijo. Además pudieron disfrutar del trabajo de los artesanos de la isla. En la Casa museo del Campesino también hubo tiempo para la moda. Los diseñadores locales Raquel Melián, Macaronesia y Ángel Cabrera, que forman parte de Emprende Lanzarote Moda, presentaron sus diseños acompañados por música en directo.

El domingo fue el turno de las visitas a dos de los lugares más emblemáticos de Lanzarote, el Parque Nacional de Timanfaya y el Mirador del Río. Tras un almuerzo en el Papagayo y una cena en el restaurante Brisa Marina en los que los productos locales volvieron a ser protagonistas, Lanzarote Fashion Weekend dijo adiós a una segunda edición donde se ha afianzado como uno de los eventos imprescindibles de la isla canaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios