Málaga

Acuerdan la puesta en servicio del Metrobús al PTA de forma experimental

  • La Junta, el Ayuntamiento y la concesionaria del ferrocarril urbano pactan la prueba piloto coincidiendo con la Semana de la Movilidad

Uno de los trenes de Metro, a su paso por el tramo en superficie de la Universidad. Uno de los trenes de Metro, a su paso por el tramo en superficie de la Universidad.

Uno de los trenes de Metro, a su paso por el tramo en superficie de la Universidad. / javier albiñana

El Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía vuelven a dar muestras de capacidad de acuerdo y proximidad. Las dos administraciones públicas, con el Consorcio Metropolitano de Transportes como nexo de unión, tienen intención de poner en marcha de manera "experimental" un nuevo servicio de transportes que potencie al extremo la relación del Metro de la capital y los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes. Y ello con el objetivo claro de ofrecer una alternativa cierta a los cerca de 18.000 trabajadores que a diario acuden al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). Una masiva entrada y salida que suele colapsar de manera habitual los escasos accesos de la tecnópolis en las horas punta.

La hoja de ruta trazada por ambas instituciones, que ya han avanzado en la apuesta por crear un carril bus-VAO en la principal vía de entrada al polígono empresarial y analizan otras opciones, va a implicar el desarrollo "a modo de prueba piloto" de un servicio lanzadera que permita a los usuarios del ferrocarril urbano bajar en la última parada en la zona de ampliación de la Universidad, la Andalucía Tech, para trasbordar en un bus de la EMT que los conducirá de manera directa hasta el PTA.

Los usuarios usarán el Metro hasta Andalucía Tech y trasbordarán a coste cero al autobús

De acuerdo con la información facilitada por varias fuentes cercanas al proyecto, la pretensión es que esta iniciativa tenga su plasmación en la próxima Semana de la Movilidad, a celebrar entre el 16 y el 22 de septiembre. Una de las particularidades esenciales del mecanismo propuesto es que el paso de un medio a otro no suponga carga económica para los trabajadores del PTA. Por ello, al menos durante esa semana, serán las dos administraciones las que correrán con el coste del servicio.

La pretensión, pensando en la posibilidad de que el Metrobus al PTA tenga continuación en el futuro como una alternativa real, es que ese esfuerzo económico pase a ser rebajado total o parcialmente por las propias empresas asentadas en la tecnópolis. Para ello, tanto desde la Junta como desde el Ayuntamiento se vienen manteniendo conversaciones desde hace semanas con firmas con el fin de que participen activamente en la propuesta. Esta necesidad se constata después de que se descarte que sea el Consorcio de Transporte el que pague ese trasbordo.

La intención de los dos socios públicos implicados en esta operación, que cuenta con el aval pleno de la concesionaria encargada de la explotación del suburbano, Metro Málaga, es "estudiar y analizar" los resultados del sistema combinado de transportes a lo largo de esa semana de pruebas. Parece claro que el éxito del servicio elevará la defensa que pueda hacerse de esta lanzadera. Respecto al trazado que seguirán los autobuses, las fuentes consultadas hablaron de un recorrido semejante al que en la actualidad realiza la línea 25 de la EMT, que discurre por la carretera del Parque Cementerio hasta adentrarse en Campanillas.

Los primeros contactos mantenidos entre las partes para sentar las bases de la lanzadera tuvieron lugar el pasado mes de marzo. Los primeros datos manejados en los encuentros con la concesionaria del Metro concluían que la confluencia de ambos sistemas puede llegar a generar 1,1 millones de viajeros anuales, con unos 5.000 usuarios diarios (100.000 mensuales). Ello, en cualquier caso, en función de la ejecución de una serie de infraestructuras que permitan mejorar la velocidad comercial.

Este paso adelante parece responder también a los deseos ya expresados meses atrás por el alcalde, Francisco de la Torre, quien en plena discusión sobre la llegada o no del Metro en superficie hasta el entorno del Hospital Civil insistió en la posibilidad de probar el funcionamiento del Metrobús al PTA. De acuerdo con su tesis, no compartida por la Consejería de Fomento, la alianza del ferrocarril urbano y los autobuses de la EMT permitiría incrementar la cifra de pasajeros, pudiendo de este modo llenar el déficit que, según los cálculos de la Administración regional, implicaría la no ejecución del tramo a ras de calle. Los estudios de demanda elaborados en su día por la concesionaria situaban en algo menos de tres millones de pasajeros los que aportaría al conjunto de la red el recorrido desde la estación Guadalmedina (junto a El Corte Inglés) hasta el cruce de la calle Blas de Lezo con la Avenida de los Ángeles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios